Relaciones y Comunicación Arquitecto-Comitente (Publicación)

Tapa
Autor
Arq. Luis Fabre
Año publicación: 2010
Prólogo

El encargado de los servicios de una arquitecta o un arquitecto ha respondido a los códigos de comportamiento social, epocales. Como profesión liberal, la arquitectura exixte desde hace relativamente poco tiempo, si bien el ser humano construyó desde tiempos ancestrales. Cuando decimos poco tiempo, estamos pensando en que como se concibe hoy en día la arquitectura es un oficio decimonónico. Nacido al mundo laboral la arquitecta o el arquitecto, en calidad de egresado universitario con competencias varias: desde proyectar, diseñar, dirigir, y llevar a cabo intervenciones en el espacio a sus múltiples escales, existe como tal desde fines del siglo XIX; y aún para el caso local del Uruguay y la región, un poco más tarde desde la primera década del siglo XX.
En tan poco tiempo para la historia humana, el escenario de actuación del arquitecto ha cambiado radicalmente. Nuevas tecnologías que obligan a nuevos procedimientos constructivos, nuevas formas de vida social que cuestionan los estándares de mediados del siglo XX, a las nuevas tipologías habitacionales, nuevas necesidades que tienden a lo efímero, a lo frágil, a lo evanescente. Frente a este escenario: ¿cómo se ubisa el arquitecto, con sus saberes aprendidos desde la enseñanza de la academia y la praxis del oficio arquitectual? En un mundo donde se cuestionan los roles precisos, donde se accede con gran facilidad a la información sobre productos, soluciones, y materiales; ¿qué rol puede desempeñar un profesional, destronado de un Olimpo que se percibía distante e inalcanzable? ¿cómo hacernos entender, si básicamente sabemos dibujar? ¿desde dónde dialogar?
En este escenario contemporáneo, cambiante, cuestionador, y siempre en movimiento se ubica el colega Luis Fabre, con el aporte de distintas disciplinas para resolver el conflicto latente entre dos personas: quien se acerca, en busca de asesoramiento, léase el cliente, y el arquitecto. Munido de una caja de herramientas donde se encuentran ideas tan diversas como el psicoanálisis Freudiano, el pensamiento social contemporáneo de Zigmunt Bauman, pasando por las teorías del desarrollo personal y empresarial de Stephen Covey, incorporando la teoría de la comunicación humana de Paul Watzlawick, como también la epistemología evolutiva e interdisciplinaria de Gregory Bateson, además de la teoría de los sistemas de Karl Ludwig von Bertalanffy, y la teoría de la complejidad de Edgar Morin. Larga lista de saberes, discursos distintos, aparentemente tan dispares, pero que se vinculan en un discurso aplicable -por parte de Fabre- a la situación relacional del arquitecto y su cliente en la contemporaneidad. Toda relación surgida del ejercicio de la profesión de arquitecto es única e intransferible, pero podemos señalar una característica común que se establece entre quienes realizan el oficio de la arquitectura y quienes encargan sus servicios; las prestaciones se prolongan en el tiempo (las obras de construcción “demoranmucho” – en nuestro entorno inmediato-), y sufren muchos cambios externos e internos a la misma. El autor de este libro piensa desde la mirada del arquitecto y desde la experiencia que le brinda más de veinte años de ejercicio profesional, más el aporte del diálogo con la realidad de las nuevas generaciones.
Todo esto motivó a Fabre, a acercarse a la Unidad de Educación Permanente de Facultad de Arquitectura para proponer en formato de curso para egresados, un entorno del espacio académico para la transferencia de informaciones, y estas variadas reflexiones, surgidas de la experiencia personal y el aporte teórico de las mencionadas múltiples disciplinas. Motivo de este curso que se debe empezar a recorrer, para ayudar a entendernos y hacer a que nuestro entorno relacional y material sea más sano y humanizador; saludamos por tanto con muy buen ánimo este comienzo de aporte al análisis de otros discursos que también pueden ser patrimonio del arquitecto, y apelan básicamente a la palabra, sin excluir, complementando, los sistemas de comunicación icónicos.

Arq. Roberto Langwagen
Coordinador de la Unidad de Educación Permanente
Facultad de Arquitectura