En el marco de las medidas de prevención para mitigar la propagación del COVID-19, la Universidad adapta sus cursos, sus procesos administrativos y su cogobierno a través de videoconferencia. El Portal de la Udelar dialogó con integrantes del cogobierno para conocer más sobre esta experiencia innovadora.

El decano de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración, Jorge Xavier,  destacó que «en el contexto de emergencia sanitaria, la primera sesión del CDC virtual significó un desafío interesante. Tratándose de un cuerpo colegiado que además funciona en régimen esencialmente democrático, abierto y transparente, con representantes de órdenes y servicios universitarios conectados en forma remota -en algún momento de la jornada, fuimos 50-, representó también una oportunidad para el intercambio fructífero y franco. No es asimilable a la cercanía física, pero en los hechos se le pareció bastante».

Expresó que también lo entiende como «un precioso ejemplo de la fortaleza y beneficios de las instancias virtuales, que nos deja enseñanzas importantes para el futuro funcionamiento de los diferentes ámbitos de cogobierno. Indudablemente, también nos permite desarrollar habilidades y competencias que impactarán en las diferentes funciones universitarias, enseñanza, investigación y extensión»

Además, la instancia permitió a los integrantes del CDC realizar «una puesta al día de las diferentes situaciones y decisiones tomadas, reafirmando el compromiso de nuestra Universidad con la sociedad, en particular con los sectores más desprotegidos».

Por su parte la decana de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la de Educación, Ana Frega, subrayó que «es fundamental que en esta coyuntura se mantengan los espacios principales que hacen al cogobierno y así poder pensar juntos cómo se avanza. Es un procedimiento novedoso que permite que la Udelar continúe su funcionamiento en el marco de una situación realmente inédita para nuestro país».

Durante el CDC «pudimos dialogar y tomar resoluciones sin mayores dificultades. Tendremos que acostumbrarnos a buscar mecanismos alternativos para las consultas informales con otros consejeros que se suelen dar en los encuentros presenciales», expresó. Al finalizar la sesión, agradeció especialmente a los funcionarios y a todos los que trabajaron para que la sesión a distancia fuera posible.

Graciela Carreño, directora del Centro Universitario Regional (Cenur) Litoral Norte de la Universidad de la República, manifestó que «fue una experiencia gratificante haber podido encontrar la herramienta adecuada para la realización del Consejo». Destacó el esfuerzo y la amabilidad de los que estuvieron a cargo de instrumentarlo y la rapidez con que el órgano se adaptó al sistema. Tanto el rector en la conducción del mismo, como los demás consejeros y funcionarios de la Secretaría General «casi al instante manejaron con fluidez el programa y se adaptaron al pedido de la palabra, a apagar cámaras y micrófonos para evitar interferencias no deseadas, entre otras particularidades que tienen los sistemas de comunicación virtuales», comentó.

La directora añadió que «como toda crisis, esta constituye una oportunidad de crecimiento, se han sentado nuevas bases para explorar las posibilidades de un sistema que puede usarse como herramienta válida en el ámbito del cogobierno en una Universidad descentralizada, así como para la enseñanza y los temas de masividad, u otras posibilidades que con el tiempo puedan agregarse».

Los comentarios están cerrados.