El procedimiento de análisis, desarrollado hace algunos días por investigadores de la Facultad de Ciencias y el IP, también será utilizado en los laboratorios clínicos del Hospital de Clínicas (HC), Hospital Maciel y Hospital Pasteur.

Este trabajo conjunto de apoyo al sistema sanitario, de carácter inédito para el país y para la Universidad, se habilitó a través de la firma de un convenio entre el rector de la Udelar, Rodrigo Arim, el ministro Salud Pública, Daniel Salinas y el director del IP, Carlos Batthyány, este viernes 27 de marzo.

La iniciativa genera un aumento muy importante de la capacidad que tiene el país para procesar muestras de personas con sospecha de la enfermedad: a partir de ahora se podrá incrementarse con 90 pruebas por día en el IP, y con otras 50 cada día en el laboratorio de Virología Molecular, en la sede Salto del Centro Universitario Regional Litoral Norte de la Udelar.

El procesamiento de las muestras estará a cargo de decenas de investigadores y estudiantes de posgrado de la Udelar y el IP. En los próximos días más pruebas comenzarán a ser procesadas en los laboratorios clínicos del HC y los hospitales de ASSE mencionados. La realización de los ensayos podrá contar con el apoyo de recursos humanos y materiales provenientes de otras instituciones públicas como el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria y el Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable.

Este esfuerzo interinstitucional, que optimiza la respuesta de todo el sistema sanitario nacional ante la epidemia de COVID-19 y reduce la dependencia del Uruguay frente a la disponibilidad de kits, comenzó con el trabajo de investigadores de la Facultad de Ciencias y el IP, conducidos por Gonzalo Moratorio. El equipo ajustó un procedimiento para detectar en muestras clínicas humanas el virus causante de la enfermedad, de acuerdo con estándares internacionales. Luego obtuvo resultados exitosos al ensayar la técnica con muestras ya diagnosticadas como positivas o negativas para la presencia del virus.

Hasta el momento los países con presencia de la enfermedad han recurrido a la compra o fabricación de kits de diagnóstico producidos por empresas especializadas. Cada kit contiene los insumos necesarios para realizar varias determinaciones con reactivos y procedimientos estandarizados, y controles que validan el resultado de la prueba diagnóstica.

La alta demanda mundial de kits de COVID-19 ha provocado situaciones de desabastecimiento que, además de retrasar el control de la epidemia en las poblaciones, provocan gastos elevados para los sistemas de salud. Por eso, y ante la situación de emergencia sanitaria, la Organización Mundial de la Salud ha habilitado a los países a desarrollar pruebas diagnósticas para esta enfermedad. De todos modos, la posibilidad de realizar pruebas y kits se ve limitada por la disponibilidad de reactivos a nivel internacional, algo que comienza a generar inconvenientes.

Cada país, a través de su autoridad sanitaria, puede validar procedimientos diagnósticos para ser ejecutados en laboratorios autorizados, y eso es lo que se habilita a partir del convenio firmado por el MSP, la Udelar y el IP este viernes. Según el acuerdo, el IP y la Udelar se comprometen a suministrar el procedimiento de diagnóstico a los laboratorios mencionados. Es importante aclarar que el laboratorio de Virología Molecular de la sede universitaria de Salto, que normalmente realiza investigación, será autorizado por el MSP para realizar los exámenes bajo la dirección técnica de su director, Rodney Colina.

Este convenio habilita a realizar los procedimientos diagnósticos en esos laboratorios, hasta tanto no se haya producido una cantidad suficiente de kits de diagnóstico nacionales de COVID-19. Se espera que esto sea posible a través del llamado Desafío ANII convocado para ese fin.

Los comentarios están cerrados.