La recolección y ensayo rápido de muestras apropiadas de pacientes que cumplen con la definición de COVID-19, es una prioridad en el manejo del caso clínico y en el control de la epidemia.

Sin embargo, la provisión limitada de reactivos o la capacidad limitada de los laboratorios clínicos, hace que se puedan realizar solo un limitado número de ensayos por día, por lo que solo parte de la población infectada es analizada, ocasionando que los pacientes tengan que esperar varios días para recibir la confirmación o la exclusión del diagnóstico.

De ahí que es importante el desarrollo y provisión de ensayos diagnósticos, de reactivos e insumos para la toma de muestra adecuada, así como el aumento de la capacidad de los laboratorios clínicos para realizar el ensayo confirmatorio.

En este marco el Laboratorio Central del Hospital Maciel, asiento de la unidad docente de análisis clínicos del Departamento de Bioquímica Clínica de la Facultad de Química de la Universidad de la República, ha aumentado su capacidad de equipamiento, infraestructura y capacitación técnica para estar en condiciones de colaborar en la confirmación diagnóstica de casos de COVID-19. Esto ha sido posible por la transferencia técnica y de reactivos que realiza el Instituto Pasteur de Montevideo (IPM), el esfuerzo de los profesionales Bioquímicos Clínicos que brindan asistencia en dicho laboratorio, el equipamiento propio más el equipamiento transferido desde otros laboratorios del Hospital Maciel, desde la Facultad de Química, INIA y del IPM.

Se ha iniciado el procesamiento de muestras provenientes de pacientes atendidos en el hospital Maciel y en otros centros asistenciales de ASSE, con una capacidad de 15 muestras/día, que se irá aumentando en el correr de los días. Esta nueva unidad del laboratorio, vale decir, está a cargo de docentes de Facultad de Química.

Los comentarios están cerrados.