A partir de este acuerdo las instituciones se proponen combinar sus capacidades para llegar a barrios de la ciudad donde la contención de la enfermedad puede ser más difícil, y donde sus consecuencias sociales cobran gran importancia. Así lo expresaron el rector de la Udelar, Rodrigo Arim, el intendente de Montevideo, Christian Di Candia, y el presidente del SMU, Gustavo Grecco.

Arim señaló que el objetivo de este acuerdo «es focalizar diagnósticos», porque la heterogeneidad de situaciones «requiere enfoques diferenciados para atender el problema del diagnóstico y también el problema del tratamiento». En el contexto de esta epidemia tanto la Udelar como la IM y el SMU han desarrollado una variedad de acciones enfocadas en lo sanitario, pero también en el problema social y el problema laboral. Para enfrentarlos se requiere «de la innovación en las políticas públicas», expresó.

En el caso concreto de los barrios de Montevideo esto supone «definir una estrategia seria de testeo, que sea representativa de cierta zona geográfica, que permita ir monitoreando la evolución de la epidemia y que brinde herramientas para aquellos que deben tomar decisiones», agregó. En este plan donde convergen el SMU y dos instituciones públicas, «lo que está sobre la mesa es la importancia de las políticas públicas en general», afirmó.

El rector explicó que la disponibilidad de kits de detección de COVID 19 en el país se incrementó considerablemente, gracias al desarrollo de un método diagnóstico propio por parte de científicos de la Udelar y el Instituto Pasteur, que ahora comienza a producirse a gran escala en formato de kit. Hoy el país tiene «una capacidad de testeo masivo importante», por lo cual para esta iniciativa no se plantea un límite en la cantidad de análisis.

En este plan la Udelar ofrece el trabajo de sus docentes para «elaborar una muestra representativa de ciertos espacios geográficos que permita hacer un seguimiento de la incidencia y prevalencia de la enfermedad, en barrios o espacios que se definan a priori», indicó el rector.

Además de estudiar esas muestras, si surge algún foco de la enfermedad también se podrá realizar su seguimiento a través de los medios que establece este acuerdo interinstitucional, señaló. Dada la disponibilidad de kits diagnósticos, actualmente el cuello de botella en el control de la epidemia puede encontrarse en el proceso de toma de las muestras y en su traslado. En esa etapa la Intendencia va a cumplir un rol claro, comentó.

Grecco planteó que en el SMU existe «una enorme preocupación sobre lo que ocurra cuando la pandemia llegue a las poblaciones más vulnerables, para poderles brindar asistencia digna y de calidad». Agregó que «la protección de esas poblaciones pasa por la prevención. Esta tiene un componente de diagnóstico precoz, de detección de portadores asintomáticos». La prevención también permite activar el aislamiento para aquellos que son portadores, y esto es importante considerando que muchas veces el entorno social no lo hace posible. La estrategia planteada en este acuerdo es «una herramienta de enorme jerarquía para proteger a esas poblaciones», indicó.

Aclaró que con esta iniciativa «no nos estamos desmarcando de la política sanitaria del gobierno, al contrario, estamos colaborando». Esta es una de las acciones que realiza el SMU «para colaborar desde nuestro rol profesional y ético a proteger a las poblaciones más vulnerables», expresó, «ojalá cuando dentro de unos meses miremos atrás, todo este conjunto de acciones hayan sumado y nos permitan decir que nuestro país tuvo una adecuada, digna, solidaria y humana respuesta ante toda la población».

Di Candia agradeció a quienes trabajaron desde las tres instituciones para elaborar este convenio en poco tiempo. «Estamos preocupados por la situación sanitaria pero también por la situación económica, social y laboral que estamos viviendo», expresó. La IM entiende que las acciones que propone el acuerdo servirán «para que la gente pueda salir a trabajar», y también para ayudar en la sanidad de numerosas ollas solidarias, donde el contacto entre las personas «quizás no ha podido ser cuidado».

«Entendemos que a mayor cantidad de testeos y a mayor control de esa situación, mejores van a ser las posibilidades de poder seguir abriendo salidas laborales, puertas para que la situación económica laboral se recupere cuanto antes», indicó. La IM aportará su capacidad de despliegue en el territorio para cumplir con los objetivos del convenio, la Udelar aporta el trabajo de sus profesionales e investigadores, y el SMU aportará asesoramiento y trabajo voluntario de sus médicos, explicó.

Las autoridades comentaron que el proyecto está financiado con fondos que ya tiene dispuestos la Udelar y otros que aporta extraordinariamente la IM. Un comité interdisciplinario con integrantes de las tres instituciones definirá cuáles serán los puntos de la ciudad donde se harán los testeos focalizados.

Convenio Udelar-IM-SMU testeos focalizados Convenio Udelar-IM-SMU testeos focalizados
Convenio Udelar-IM-SMU testeos focalizados Convenio Udelar-IM-SMU testeos focalizados

Los comentarios están cerrados.