«Aportar conocimientos desde una perspectiva interdisciplinaria»

La Facultad de Derecho organizó un ciclo de seminarios virtuales que se trasmiten por el canal de Youtube de la Facultad, en el que participan docentes de los distintos institutos. La decana, Cristina Mangarelli, indicó en la primera de estas instancias, que el objetivo de la propuesta es «producir conocimientos desde una perspectiva interdisciplinaria, para realizar un aporte a la situación de emergencia sanitaria que vive el país». Se llevaron adelante dos seminarios de este ciclo y resta un tercero que se desarrollará en próximos días.

En los encuentros, docentes especialistas en distintas áreas del Derecho, abordaron el análisis de normas, algunas aprobadas en el marco de la emergencia sanitaria, que contemplan situaciones legales críticas a las que se enfrenta la población en este contexto.

Algunos de los temas tratados en la primera instancia fueron la incidencia de la pandemia en el cumplimiento de obligaciones y contratos y las potestades y cometidos constitucionales del Poder Ejecutivo en el marco de la emergencia sanitaria. También se abordaron las respuestas de la seguridad social y de la normativa penal uruguaya a las situaciones emergentes.

En el segundo encuentro virtual del ciclo, se trató el tema de los derechos procesales afectados por la pandemia y los aspectos legales de la violencia de género en el contexto de aislamiento por COVID – 19. Asimismo se analizaron las nuevas normas fiscales aprobadas para afrontar los gastos de la emergencia sanitaria y el derecho administrativo en este contexto.

Atender a las poblaciones más vulnerables

El Consultorio Jurídico de la Facultad dirigido por el doctor Hugo Barone, brinda un servicio de asesoramiento legal a la población de menores recursos en todas las áreas del derecho con excepción de la defensa penal. El 17 de marzo, en el marco se la emergencia sanitaria y las medidas de trabajo a distancia de la Udelar, a las que se sumó la feria judicial resuelta por la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA), el Consultorio suspendió las actividades. No obstante continuó con la atención de asuntos urgentes que fueron llevados por el equipo del Laboratorio de Casos Complejos en Derechos Humanos y por voluntarios.

También se desarrolla un proyecto especial de Extensión con asiento territorial en el municipio F de Montevideo, área de trabajo del Programa Integral Metropolitano (PIM) de la Udelar, vinculado a consultas laborales de la población de la zona. Este trabajo se acordó con el PIM, y en el participan docentes del Consultorio, de Derecho Laboral, egresados y estudiantes de las carreras de Relaciones Laborales y Abogacía.

El 6 de mayo de acuerdo a las resoluciones de la SCJ y del TCA, de finalizar ese mes la Feria Judicial Sanitaria, y a las disposiciones del Consejo de Facultad, se resolvió el reinicio de actividades del Consultorio con la reducción de las instancias presenciales a un día en la semana. Esta atención se planificó tratando de evitar en lo posible la presencia de más de un equipo trabajando en Facultad al mismo tiempo. Asimismo desde la dirección del Servicio se definió que estas consultas presenciales estarán destinadas exclusivamente a atender las actividades que no puedan desarrollarse en forma remota, (firma, entrega y análisis de documentación no digitalizable, entre otras).

El Portal dialogó con el coordinador del Laboratorio de Casos Complejos en Derechos Humanos, el docente Juan Ceretta para saber más acerca de cómo se ha desarrollado el trabajo en el contexto de emergencia sanitaria. Ceretta apuntó que la pandemia ha agravado mucho algunas problemáticas de las poblaciones más vulnerables, «como ocurre en general en estas situaciones, son las que mas sufren las crisis sanitarias y económicas que las epidemias traen consigo» .

Señaló que los temas emergentes que se trabajan en el Laboratorio en el marco del COVID– 19 son los vinculados al acceso a prestaciones de salud urgentes, a dificultades de población migrante con la vivienda y a consultas laborales. Con respecto al volumen de consultas atendidas en lo que va del año 2020, Ceretta refirió que las relacionadas con prestaciones de salud, fueron alrededor de 200, con vivienda unas 100 y con temas laborales, 50 aproximanamente. Añadió que las consultas urgentes en el tema vivienda se dan principalmente en los barrios Ciudad Vieja, Centro, Cordón y Barrio Sur; con algún caso más en Prado o Atahualpa. Acotó que las mayores dificultades del Laboratorio para llevar adelante estas situaciones urgentes se dieron con la interrupción del servicio del Poder Judicial y el alto grado de presencialidad que presenta el servicio habitualmente.

El docente explicó que las consultas relacionadas con prestaciones de atención sanitaria que reciben por estos días se relacionan con medicamentos, procedimientos, dispositivos, o prótesis. Estos consultantes son usuarios de prestadores públicos de salud y también de privados, sus dificultades se refieren a cuestiones no incluidas en el Plan Integral de Atención a la Salud (PIAS) o en el Formulario Terapéutico de Medicamentos (FTM) instrumentado por el Ministerio de Salud Pública para todos los prestadores. La atención de consultas por dificultades de acceso a medicación de alto costo «es una actividad que se ha mantenido, aunque se recibieron menor cantidad de consultas; a pesar de que se implementó un sistema de agenda por teléfono y correo electrónico, done se atiende los mismos días y horarios pero por videollamada», expresó.

«Respeto ineludible a los derechos humanos»

En el contexto de la epidemia el Instituto de Derechos Humanos de la Facultad se abocó a mantener la normalidad de los cursos y a contribuir al conocimiento de derechos y deberes de los habitantes en las actuales circunstancias.

El director del Instituto, docente Pablo Balarini, refirió que los cursos de la asignatura Derechos Humanos se dictan en el segundo semestre del año. Durante el primer semestre lectivo el Instituto desarrolla sólo los cursos de las materias Derechos Sociales, para la carrera de Relaciones Laborales, y la asignatura opcional Derecho y Género. Esto hizo que no hayan tenido dificultades ligadas al dictado de los cursos en el marco de las medidas de la Udelar de clases a distancia.

Señaló que se han implementado reuniones virtuales a través de zoom para mantener un intercambio continuo con los docentes y transmitirles las novedades. Valoró como positivo de las circunstancias actuales, el haber precipitado el uso de medios tecnológicos, «que pueden ser en muchos casos una alternativa válida y eficaz a clases y reuniones presenciales para determinados aspectos puntuales».

Informó que se encuentran trabajando en la publicación del segundo número de la Revista del Instituto, que edita la Fundación de Cultura Universitaria (FCU) y que estará centrada en el tema de la pandemia COVID -19, su regulación e impacto sobre los derechos humanos. Añadió que este tema también será objeto de tratamiento por la Revista de Derecho Público, que dirige otra docente del Instituto.

El docente apuntó que la pandemia ha alterado en forma grave las condiciones y relaciones, no solo de salud, sino sociales, económicas, culturales en Uruguay y el mundo. Expresó: «En un Estado de derecho, como el de nuestro país, se han impuesto restricciones necesarias, todas las que tienen impacto en la población, o exacerban problemas subyacentes o latentes, como el de las personas en situación de calle, con trabajos temporarios, sin cobertura de seguridad social». Añadió: «no existe un único modelo de respuesta, pero cualquiera que se adopte debe responder al respeto ineludible a los derechos humanos».

Los comentarios están cerrados.