El relevamiento fue realizado por la Dirección General de Planeamiento (Dgplan) y bajo la conformación de un grupo de trabajo integrado por la Comisión Sectorial de Enseñanza, el Rectorado y la mencionada dirección.

En respuesta a la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, el Consejo Directivo Central de la Udelar aprobó en el mes de marzo «Establecer que la enseñanza se organice sostenida en plataformas digitales durante lo que resta del primer semestre de 2020». Desde esa fecha, a nivel central y desde los distintos servicios universitarios se procuró adecuar las condiciones de enseñanza para hacer posible la continuidad de las trayectorias educativas. Tanto los estudiantes como los trabajadores universitarios docentes, técnicos, administrativos y de servicio superaron diversas dificultades para cumplir con los objetivos planteados.

Para evaluar el desarrollo del semestre, se trabajó en un relevamiento que cubriera los siguientes objetivos: estimar la proporción de estudiantes que mantuvieron vínculo con los cursos, evaluar el nivel de satisfacción general de la propuesta educativa del semestre, identificar las dificultades que tuvieron para seguir los cursos, identificar las fortalezas que los estudiantes destacan de los cursos bajo esta modalidad, y conocer su situación respecto a las responsabilidades de cuidado.

Se diseñó una encuesta autoadministrada vía web, aplicada a una muestra de la población estudiantil. El universo estuvo compuesto por todos los estudiantes de grado con inscripciones a cursos durante el primer semestre del 2020,  en todos los departamentos del país donde la Udelar cuenta con oferta académica. El tamaño de la población definida alcanza a 99.839 estudiantes. En el relevamiento, que fue realizado entre el 22 de junio y el 1.° de julio, se obtuvieron las respuestas de 1.305 estudiantes.

Resultados

El informe Principales resultados de la Encuesta a estudiantes de la Udelar para la evaluación de la propuesta educativa en la modalidad virtual del primer semestre 2020, destaca que el 84,5% de los encuestados indicó haber realizado cursos bajo la modalidad virtual, lo que corresponde a más de 84.000 estudiantes. Al respecto Nicolás Fiori, responsable del estudio por parte de la Dgplan, indicó al Portal de la Udelar que se puede concluir que en general «hubo un muy alto nivel de participación de los estudiantes en los cursos virtuales»

De todos los que participaron, casi el 92% – el equivalente a unos 77.500 estudiantes- logró finalizar al menos uno de los cursos.  Al especificar estos resultados según el año de ingreso, se observa que los estudiantes de la generación 2020 participaron más: los que realizaron cursos en la modalidad no presencial fueron 88,5%; mientras que entre los estudiantes de generaciones anteriores, esa proporción alcanzó al 83,7. También se constató que completaron mayor cantidad de cursos. Al respecto Fiori indicó que «aún no se tienen todos los elementos de juicio» para explicar las razones de una participación más elevada de los estudiantes de ingreso. Estas podrán surgir en próximas evaluaciones, pero señaló que «algunas conjeturas iniciales apuntan a que obedece al esfuerzo que ha realizado la Udelar particularmente con esta generación, buscando por distintos medios efectivizar la vinculación de los estudiantes con el medio universitario, y con las distintas instancias del proceso educativo. Esta especial dedicación con la generación de ingreso 2020, responde a que efectivamente es una población que dada las circunstancias requería un mayor nivel de contención y proximidad».

Agregó que existe bastante evidencia previa a la pandemia que indica que el mayor riesgo de desvinculación de los estudiantes ocurre durante su primer año de formación en la universidad. La atención especial a esta generación «se vio reflejada en distintos dispositivos» implementados a nivel central, como la encuesta desarrollada en abril sobre conectividad y tenencia de equipamiento informático orientada a los estudiantes de ingreso, la beca laptop, etcétera. También se dio a nivel de los servicios y las carreras, «donde se activaron un conjunto de estrategias y actividades con la finalidad que los estudiantes no pierdan vinculación, facilitando el desarrollo de las actividades bajo la nueva modalidad virtual», expresó.

Respecto a la posibilidad de conectar distintos datos y resultados de esta encuesta y la que se realizó en abril, Fiori explicó que los estudios no tuvieron como finalidad hacer un seguimiento de la población a lo largo del semestre respecto a las dimensiones conectividad y disponibilidad de equipos informáticos, por lo que con esta encuesta «no es posible analizar el impacto que pudieron tener aspectos tales como la beca laptop, así como otros esfuerzos realizados a nivel de las facultades. De todos modos, en la presente encuesta se puede observar que del total de estudiantes de la generación 2020, un 2,8% indicó no haber realizado cursos por problemas o falta de conectividad, mientras que ese porcentaje alcanzó al 2,3% referido a la falta de equipamiento informático. Recordemos que a principios de abril, en ocasión de la encuesta sobre conectividad y disponibilidad de equipos informáticos, el 10% de la generación 2020 indicó no tener en el hogar en el que se encuentra la mayor parte del tiempo un microcomputador (laptop, pc, tablet, etcétera)».

El informe señala que «La participación de cursos virtuales presentó diferencias según la condición de actividad económica y la realización de tareas de cuidados, mientras que según sexo no se hallaron diferencias significativas. Entre los estudiantes que manifestaron estar trabajando el porcentaje de quienes realizaron cursos alcanzó un 79%, mientras que para quienes no trabajan fue de un 90%».

La encuesta también indagó sobre las responsabilidades de cuidado de los estudiantes a otras personas: se encontró que «el 79% de los estudiantes que asumen dicha responsabilidad lograron realizar cursos, mientras que este porcentaje sube al 85% entre los estudiantes que no realizan tareas de cuidado».

En cuanto a la evaluación que hacen los estudiantes sobre la propuesta educativa del semestre en la modalidad virtual, se reflejó un nivel de satisfacción general favorable. El 56% afirmaron estar «satisfechos o muy satisfechos» con la implementación de la nueva modalidad, mientras que quienes manifestaron estar insatisfechos o muy insatisfechos son el 20%. Consultados sobre «si creen que este cambio de modalidad afectó o afectará su proceso de enseñanza», el 49% de los estudiantes manifestó estar de acuerdo o totalmente de acuerdo.

Indagados por las principales dificultades asociadas al cambio de modalidad, «la afectación emocional y la sobrecarga de actividades de enseñanza» fueron las dificultades con mayor mención, con un 66% y 50% respectivamente. Respecto a las fortalezas asociadas a estos cursos, 85% destacó el «no tener que trasladarse» y 82% «poder ver las clases en cualquier momento del día» (generalmente los docentes dejaron disponibles las clases virtuales en distintas plataformas de apoyo a la enseñanza).

Ante la consulta sobre si es posible comparar los resultados de esta encuesta con consultas similares referidas a los cursos presenciales, Fiori señaló que «lamentablemente no. Fue una de las primeras interrogantes que nos hicimos todos cuando analizamos los resultados de la encuesta: ¿cómo estamos respecto a la modalidad presencial observada en años anteriores? Es probable que a partir de esta encuesta la Udelar piense en hacer regular este tipo de estudios, permitiendo tener de forma sistemática evaluaciones de estas características. Ese es uno de los tantos aprendizajes que seguramente nos dejará este semestre tan especial».

Acceder al informe Principales resultados de la Encuesta a estudiantes de la Udelar para la evaluación de la propuesta educativa en la modalidad virtual del primer semestre 2020

Los comentarios están cerrados.