El acto se realizó el 23 de octubre en el Paraninfo y también se transmitió a través del canal de la Universidad en Youtube. Estuvieron presentes algunas autoridades universitarias, docentes, estudiantes y funcionarios de la escuela. Hicieron uso de la palabra Lorena García, historiadora y docente de Facultad de Ciencias Sociales y del Archivo General de la Udelar, el rector de la Universidad Rodrigo Arim, el  decano de Facultad de Medicina, Miguel Martínez y la directora de la EUTM, Patricia Manzoni.

Jaime García, responsable de la conducción de la ceremonia, dio la bienvenida a los presentes y presentó el audiovisual conmemorativo de los 70 años de EUTM. A continuación leyó mensajes de los exdirectores de la EUTM Ana Combol y David Sempol, de la Escuela de Parteras y de la Escuela de Nutrición de la Udelar, que quisieron compartir sus apreciaciones acerca de la importancia de la EUTM y su trayectoria y felicitar a la institución por su aniversario. También enviaron un mensaje de saludo la Asociación de Estudiantes de la EUTM, el Centro Universitario Regional (Cenur) Litoral Norte de la Udelar, la Asociación de Licenciados y Tecnólogos Médicos del Uruguay y el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas.

Lorena García señaló que la reconstrucción histórica de la escuela, que comenzó a realizar en 2019, es una tarea compleja pero enriquecedora. Indicó que desarrolla una investigación con base en fuentes documentales escritas, fotografías y relatos orales, como testimonios de ex directores. En lo que refiere a las fuentes documentales, los acervos consultados fueron el archivo de la dirección de la EUTM, el Archivo General de la Universidad y la Biblioteca Nacional de Medicina. Entre las fuentes documentales encontradas se incluyeron publicaciones con entrevistas realizadas a otros ex directores de la escuela.

Esta investigación incluirá un capítulo introductorio, una cronología y una selección documental dividida en las tres etapas de la institución: Escuela de colaboradores del médico (1962 a 1978), Escuela de Tecnología Médica (1978 a 1994) y Escuela Universitaria de Tecnología Médica (1994 a la actualidad).

García citó un documento elaborado por la Facultad de Medicina en 1946 que incluye una sección titulada: «Escuela de técnicos de colaboradores del médico», donde se expresa que «el resultado de la asistencia médica resulta tanto de la preparación del propio médico como de la capacidad técnica de sus colaboradores». En el documento la facultad realiza además una autocrítica por el vacío en la formación técnica del personal de salud que existía en la Universidad. 

Señaló que desde el inicio y a lo largo de su historia, la lucha por el reconocimiento y la profesionalización de los cursos y carreras en la formación del personal de salud fue una constante en la escuela.

Asimismo destacó «el compromiso y la lucha de diversos actores y colectivos que a pesar de las dificultades se proponen nuevos desafíos para seguir adelante» en todas las etapas de ese proceso histórico. Señaló que uno de los retos que se mantiene desde los inicios de la escuela y que los estudiantes en la actualidad continúan reivindicando es el libre ingreso a todas las carreras. García manifestó que el trabajo busca ser un aporte a futuras investigaciones. 

En transformación

Arim destacó el valor y la riqueza de la historia de la EUTM, su aporte a la Udelar y al sistema nacional de salud en la formación de recursos humanos. Señaló que ese largo proceso le permitió a la escuela tener cierto grado de autonomía de la Facultad de Medicina y a la vez integrarse a ella progresivamente con la formación profesional de distintas áreas disciplinares constitutivas de la atención sanitaria. Añadió que una de las obligaciones de la Udelar es desarrollar la enseñanza, investigación y extensión en todas las áreas que tienen que ver con la atención sanitaria.

La historia de la EUTM es parte de la riqueza y fortaleza de la Universidad, pero su destino se construye pensando hacia adelante y cambiando, apuntó, «la mejor forma de defender a la Universidad de la República es transformarla», esto implica reconocer las trayectorias y en base a ellas planificar el futuro a través de la discusión democrática propia de la vida universitaria. 

El rector destacó que uno de los logros relevantes de la EUTM en la actualidad es tener 500 egresos por año en sus distintas áreas de formación, lo que no es menor teniendo en cuenta que cada año la Udelar entrega cerca de 6500 títulos. Acotó que la escuela consigue este logro trabajando con una complejidad, la diversidad territorial. La EUTM brinda ofertas de formación en Paysandú desde hace 40 años y más recientemente también en Rocha, Arim resaltó que a la Udelar le cuesta pensar en clave de descentralización en el territorio y «lo ha comenzado a hacer de forma decidida hace algo más de una década, pero hay espacios que lo vienen haciendo desde hace mucho más tiempo, entre ellos la EUTM». 

Destacó que con sus fortalezas y debilidades, la escuela forma «a un contingente muy relevante y preciado para el país en términos de salud», y que si Uruguay está en una situación sanitaria relativamente favorable frente a la actual pandemia «es porque tenemos músculo que tiene que ver con los egresados de esta escuela». Esto no debe olvidarse en momentos de discusión del Presupuesto Nacional, en los que más que en términos de angustias fiscales de corto plazo, Uruguay debería pensar qué va a suceder dentro de cinco o diez años si no se apuesta a la formación de más profesionales de la salud, concluyó.

Por su parte Martínez declaró que representa a una «Facultad de Medicina que tiene vocación de ser una Facultad de Ciencias de la Salud». Indicó que 70 años es una cifra muy relevante cuando se habla de una estructura de formación «que ha tenido una incidencia enorme en el desarrollo de la salud en el Uruguay». 

Destacó que una gran cantidad de personas siente vocación por formarse y trabajar en las áreas de la salud, que por momentos puede ser tan complicada. Cada año se inscriben en la escuela unos 2500 interesados «pero tenemos que pasar por el duro proceso de una selección en algunas carreras», lamentó, afirmó que el país necesita más gente preparada en todas las carreras de la salud.

Integrados

Martínez comentó que la facultad está abocada a racionalizar sus recursos económicos, sus recursos docentes y su capacidad de enseñar. Por eso valoró positivamente la experiencia que se está viviendo en Paysandú, donde se procura la integración de un Ciclo Inicial Optativo (CIO) que abarque a todas las profesiones del área y «que permita que una persona no tenga que elegir en el mismo momento en que termina su enseñanza secundaria, sino que tenga una perspectiva de salud y recién ahí después elija qué es lo que va a hacer. En una perspectiva paritaria de lo que todos podemos y tenemos que ofrecer en el área de la salud, sintiéndonos parte de un equipo completo que ha demostrado en el contexto regional y mundial que Uruguay tiene fortalezas en sus recursos humanos en salud y que tenemos el deber de seguir incrementando esas fortalezas».

Agregó que el del CIO es un desafío enorme pero hay muchísima dedicación y trabajo. La EUTM ha demostrado que es posible integrarse en una Facultad de Ciencias de la Salud, de la misma manera que el país necesita un sistema de salud verdaderamente integrado, afirmó. 

Manzoni expresó la EUTM cumple 70 años también como parte de la facultad y de la Universidad, y a la vez acompañando el nacimiento y crecimiento del Hospital de Clínicas y el sistema de salud. Es una institución comprometida con la descentralización universitaria, con más de 40 años en la sede Paysandú en del Cenur Litoral Norte y con tres años de desarrollo de la carrera Técnico en Hemoterapia en el Centro Universitario Regional del Este.

«En estos 70 años han egresado más de 13.000 profesionales de la salud, profesionales fundamentales para garantizar el derecho a  la salud y a la educación de nuestros compatriotas, mejorando la calidad de la atención y sus procesos», señaló. Destacó el crecimiento institucional de la escuela, que ha llegado a pensar en posgrados y que desarrolla anualmente decenas de cursos de educación permanente. Es una institución que se compromete con la salud de la población, que trabaja en equipo, «que escucha atentamente las necesidades del país y trabaja por generar ofertas que den respuestas a esas necesidades, que ha estrechado vínculos con los prestadores públicos y algunos privados para la mejora de la formación de los estudiantes», afirmó. 

La directora destacó especialmente el desafío de llegar a una apertura libre del ingreso a todas las carreras, para lo cual se está trabajando mucho, tanto para poner a punto el CIO del área Salud como para generar más lugares de práctica. «Estamos transformando la facultad para que cambie de una lógica histórica separada en cátedras y carreras por una de departamentos o institutos, que llevará necesariamente a una transformación de la EUTM», indicó. Significa un trabajo muy arduo, un proceso tan complejo como rico, que incluye generar mayores sinergias con el Hospital de Clínicas y el Hospital Escuela del Litoral. Agregó que la escuela está llevando adelante un procesos de autoevaluación «que sin duda nos dará lineamientos de mejora».

Para finalizar agradeció y saludó a todos los colectivos que integran la escuela, así como a los diferentes servicios universitarios e instituciones que acompañan su quehacer. La conmemoración continuó con una disertación sobre la importancia de las formaciones técnicas en salud de Isabel Duré (asesora en Recursos Humanos de Salud del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Argentina, así como de OPS y OMS). Luego hubo un cierre musical en formato audiovisual a cargo de la Banda Ventricular, integrada por docentes, estudiantes y egresados de Fonoaudiología.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Los comentarios están cerrados.