Moratorio conduce junto a Pilar Moreno un grupo de jóvenes investigadores en el Laboratorio de Virología Molecular de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República (Udelar), y también del Laboratorio de Evolución Experimental de Virus del Instituto Pasteur (IP) de Montevideo. Equipo al que Moratorio definió como «heterogéneo y que cuida al género» y remarcó el trabajo en conjunto que realiza junto a Pilar Moreno destacando que el proceso «ha sido muy gratificante». Este grupo está integrado por once científicos que se encuentran en diferentes etapas formativas -estudiantes de maestría, doctorado y posdoctorado- y que según Moreno tuvo como gran fortaleza la capacidad de trabajo y el buen relacionamiento del grupo. También remarcó que durante este «periodo intenso de trabajo, donde muchas veces estuvimos sometidos a mucho estrés» fue fundamental «tener un objetivo claro, sabíamos hacia dónde íbamos y lo que queríamos lograr. Creo que eso motivó mucho al grupo y fue uno de los grandes motores del trabajo durante todo este año», afirmó Moreno.

Se refirió a su codirección junto a Moratorio y destacó que es «muy positiva» porque «tenemos diferentes visiones, fortalezas y debilidades y creo que en la complementariedad que tenemos está la fortaleza del grupo», indicó.

Es por eso, que al hablar del reconocimiento que recibió, Moratorio remarcó el trabajo en equipo y la confianza recibida por la Universidad de la República, y subrayó que «es a un grupo de personas; es un tipo de reconocimiento que necesita una historia de vida, que necesita un rostro y eso lleva a una individualidad, pero este es un grupo de personas que co-dirigimos con Pilar Moreno». Afirmó que para realizar su trabajo cuentan con absoluta confianza desde la Udelar y de parte de Juan Cristina, el profesor grado 5 del laboratorio, quien les da libertad para dirigirlo.

Moreno también destacó que «el reconocimiento a Gonzalo es más que merecido» porque considera que «es el premio no sólo a su gran capacidad científica, sino también a todo el esfuerzo y dedicación que le ha puesto a su trabajo durante todos estos años». Entiende que también es un reconocimiento para el Instituto Pasteur y la Udelar, y además «queda demostrada la importancia de retener y repatriar a investigadores que están en el exterior para fortalecer el sistema científico uruguayo».

Equipo del laboratorio de Virología Molecular. Foto: Gentileza de Gonzalo Moratorio, diciembre 2020

En febrero de este año el equipo comenzó a trabajar para desarrollar una prueba diagnóstica de detección del virus SARS-CoV-2 basada en la técnica de PCR en tiempo real, dejando de lado sus proyectos de investigación. A partir de un protocolo validado en el exterior, con insumos y recursos de la Facultad de Ciencias y del IP, determinaron un método diagnóstico que podía ser utilizado en diferentes laboratorios del sistema de salud nacional.

Moreno agregó que en febrero el equipo observó lo que sucedía otros países «como un mensaje del futuro»; vieron suceder los cierres de fronteras y mercados, y eso acarreó que muchas empresas biotecnológicas o de biología molecular que vendían insumos cerraran contratos de exclusividad con algunos países. «Eso nos permitió visualizar la dificultad en la que íbamos a encontrarnos nosotros a la hora de querer acceder, por ejemplo, al kit de diagnóstico molecular», explicó

Luego de diagnosticarse los primeros casos en Uruguay se comparó la efectividad de la prueba que desarrollaron frente a la de los tests que existían en el país, los cuales eran muy escasos. Pronto el método fue validado y con la aprobación del Ministerio de Salud Pública, a fines de marzo los laboratorios del IP y de la sede de la Udelar en Salto comenzaron a utilizar los test nacionales con el trabajo voluntario de investigadores de la Universidad y del IP. En pocas semanas la tecnología fue transferida a hospitales públicos de Montevideo y a los otros laboratorios de la Udelar en el interior, en Tacuarembó y Rocha.

Simultáneamente una convocatoria de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación permitió estandarizar y transformar el método de laboratorio validado en marzo en un paquete con reactivos e instrucciones listo para usar. A través de esta iniciativa, con el financiamiento del BID y el Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur (FOCEM), en Uruguay se han producido decenas de miles de kits que contienen una parte de los componentes necesarios para realizar 240 diagnósticos. Estos son utilizados por laboratorios del sistema de salud en todo el país.

Moratorio considera que para la Universidad de la República este reconocimiento «es un gran logro, es valorizar la ciencia y acercarla a la sociedad». Además agregó con orgullo lo que le dijo su colega Juan Pablo Tosar: «esta es la máxima expresión de extensión universitaria, porque todo lo hecho ha impactado de forma directa en la sociedad y, más que el test, me interesa la formación de los recursos humanos y el montaje de laboratorios en la red pública para que toda ASSE pudiera testear el virus».

También Moratorio remarcó la importancia de esta distinción para el Instituto Pasteur, que «es un socio de la Udelar y que además de hacer ciencia intenta también realizar otras funciones que a veces la Universidad por su cometido, principalmente de enseñanza y extensión, no abarca, y las deben hacer de manera conjunta». Destacó la necesidad de mantener esa sinergia «donde se junten las fuerzas, en un sistema científico donde claramente el principal actor es la Udelar».

En este marco de cooperación, el trabajo de Moratorio y su equipo permitió multiplicar la capacidad diagnóstica y generar soberanía sanitaria en Uruguay en momentos en que muchos países enfrentaban dificultades para adquirir esas herramientas en el exterior. El desarrollo fue determinante para el control de la epidemia, redujo los costos para el sistema de salud nacional, permitió formar recursos humanos e instalar capacidades en todo el país para el uso de técnicas de biología molecular.

Moratorio destacó que la clave en Uruguay ha sido «el alineamiento entre los tomadores de decisiones al apoyarse en el sistema científico, ha sido el sistema universal de salud que tenemos, el basarse en decisiones totalmente asesoradas por la evidencia científica, y tener una población muy ilustrada que ha acatado las normas exhortadas». Sin embargo, aclaró que «hoy el panorama es complicado, pero esperemos poder revertirlo». Moreno coincidió en que actualmente «estamos en una etapa bastante más complicada, donde se está observando un crecimiento exponencial de los casos y, más allá de las medidas que se puedan tomar a nivel del gobierno, las medidas que cada uno tome en su vida cotidiana pasan a ser fundamentales».

Gonzalo Moratorio. Foto: OPS Uruguay

Moratorio es egresado de la Licenciatura en Ciencias Biológicas de la Facultad de Ciencias de la Udelar. Realizó una maestría en Ciencias Biológicas en el PEDECIBA y en 2018 completó un posdoctorado en el Laboratorio de Dinámica poblacional de virus y patogénesis del Instituto Pasteur de París.

Acceda al artículo Nature’s 10: ten people who helped shape science in 2020

Noticias relacionadas:

Investigadores de la Udelar recibieron al presidente de la República

Vocación y capacidad de laboratorios e investigadores de la Udelar frente a la emergencia sanitaria

Los comentarios están cerrados.