La donación de equipamiento de protección personal y artículos médicos que supera los 23000 dólares está compuesta por:  250 mascarillas faciales, 300 túnicas impermeables, 5500 tapabocas quirúrgicos, 15 tablets Logic, 50 dispensadores de alcohol en gel de 1 litro, dos termómetros a distancia con dispensador de alcohol en gel, seis lámparas UVC esterilizante, tres termómetros infrarrojos a distancia, una punta de sonda, un equipo de ultrasonido y electroestimulación, un equipo de magnoterapia, dos termómetros a distancia con reconocimiento facial, un electro estimulador, y un equipo de la laserterapia.

Fernando Filgueira director de la UNFPA manifestó gran alegría por estar apoyando a la Udelar y dijo «más allá de esta donación puntual esperamos tener un año próximo de asistencia técnica y  de trabajo conjunto con la Universidad, en las líneas de trabajo del Fondo de Población de Naciones Unidas que son  todos los aspectos vinculados a la salud sexual y reproductiva, a data Systems, y todas aquellas políticas adaptadas al principio «que nadie queda atrás». Con particular énfasis en el trabajo en torno a las poblaciones afrodescendientes, población migrante, población LGBTI y  población con discapacidad. Es mandato del UNFPA trabajar en estas líneas y esperamos hacerlo en conjunto con diferentes áreas de la Udelar».

Por su parte, el rector Arim agradeció la donación, y dijo «aquí combinamos dos cosas, enseñanza y atención a la salud, ahí es donde la Universidad de la República con mucha modestia está trabajando. No podemos tener un discurso autocomplaciente hay que reconocer que la pandemia está generando nuevas brechas, parte de lo que anunciaba Fernando es una agenda que teníamos para este año, con migrantes, con población afrodescendiente. Es una meta que tenemos que repensar en función de la pandemia. Tenemos por delante la posibilidad objetiva de que tengamos mecanismos de inmunización artificial disponibles a partir del 2021, pero somos conscientes que desde la enseñanza, la investigación y el país en conjunto vamos a atravesar tres meses tensos y todos estamos cansados. Esta agenda de trabajo de Naciones Unidas es una agenda nuestra también y la habíamos priorizado antes de que comenzara la pandemia».

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Los comentarios están cerrados.