El cometido de la propuesta es cumplir con la obligación de informar al Banco de Previsión Social (BPS), de forma mensual y en los plazos y formatos establecidos, todas las actividades realizadas e importes de haberes mensuales de las y los trabajadores. Con esta información el BPS construye el registro de historia laboral y determina las condiciones jubilatorias de cada persona.1

Al comenzar la exposición, Perrone agradeció al rector, Rodrigo Arím, y a las y los consejeros por “el tiempo brindado para la presentación del proyecto referente a la implementación de soluciones para el envío de información al BPS.

Antecedentes

Perrone contextualizó el surgimiento de la propuesta y los pasos que se dieron para su diseño e implementación.

La Dirección General de Auditoría Interna de la Universidad identificó, a mediados de 2007, debilidades y omisiones en el proceso de remisión de la información al BPS, lo que derivó en la aplicación de multas a la institución y posibles pérdidas de beneficios para las funcionarias y funcionarios.

En 2015, con la finalidad de estudiar la problemática y presentar una propuesta de mejora, se dispuso la creación de un grupo de trabajo conformado por las Direcciones Generales de Administración Financiera, Auditoría Interna, Personal y el Servicio Central de Informática.

A partir de esta evaluación, la Comisión Delegada de Gestión Administrativa y Presupuestal encomendó al comité del SIAP, reformular el proceso y determinar los requerimientos funcionales para que la generación de la historia laboral fuera un producto del SIAP. Asimismo, la Comisión encargó que se ejecute el nuevo procedimiento en todos los servicios universitarios.

En 2018, tras coordinar con el proveedor del sistema, el comité del SIAP presentó la propuesta y comenzó a trabajar en la etapa de adecuación.

Al año siguiente, durante el proceso de activación del sistema, “se realizaron acciones de testeo de la nueva funcionalidad para optimizar su operatividad. Se establecieron nuevos procedimientos, campañas de corrección de datos e instancias de capacitación al personal de la institución para el uso de la herramienta”, explicó Perrone.

En 2020 se logró la puesta en práctica del sistema en todos los servicios universitarios. La directora General de Personal saludó y agradeció “el compromiso y participación de todas las áreas involucradas que posibilitaron la coordinación exitosa del proyecto.

Sobre las fortalezas

El nuevo sistema permite que la información remitida al BPS se construya en el transcurso de cada acto administrativo. “De esta manera, los datos que la Udelar declara surgen de sistemas horizontales de información, por lo que nos aseguramos conocer y controlar los datos que se envían y reducir los riesgos en cuanto a su integridad, exactitud y consistencia”, indicó Perrone.

El sistema fue diseñado para que, entre otras cualidades, promueva instancias de control eficientes y permita la descentralización del proceso de generación e ingreso de la nómina a BPS (cada Servicio se transforma en responsable de la oportunidad y calidad de la información enviada).

También asegura que se contemplen todos los derechos de las y los trabajadores y sus familias, en cuanto a sus futuros jubilatorios y beneficios brindados por los organismos de seguridad social. Perrone acotó que “esta nueva funcionalidad, junto con los procedimientos diseñados, tuvo la más amplia aceptación por parte de los usuarios. Reconocieron las ventajas y seguridad que brinda este proceso respecto del anterior.

Actualmente, el comité del SIAP realiza el control mensual de la remisión de la historia laboral al BPS de todos los servicios universitarios, así como también el monitoreo sobre el correcto funcionamiento del sistema. 


1Artículo 87 de la Ley 16.713 de la Constitución de la República.


Orden del día – Consejo Directivo Central – 22 de diciembre 2020
Consejo Directivo Central – 22 de diciembre 2020 (grabación en vivo)

Fuente: Web de Porrectorado de Gestión

Los comentarios están cerrados.