La Tuberculosis es  la primera causa de muerte por enfermedades infecciosas en el mundo después de la COVID-19

La Tuberculosis es producida por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Esta enfermedad se cura detectándola a tiempo y respetando el tratamiento antibiótico. En 2019, 1.400.000 personas murieron por Tuberculosis. Se estima que una cuarta parte de la población mundial es portadora del bacilo y que entre un 10-15% de esos portadores desarrollarán la enfemedad. 

En Uruguay, en 2019 se registraron 1166 casos de Tuberculosis, alcanzando una tasa de incidencia de 30 infectados cada 100.000 habitantes. Si bien en 2020 la tasa de incidencia registrada bajó (27,4 cada 100.000 habitantes), se estima que ese descenso se debe a una disminución de la detección de casos y no a un descenso real de la incidencia (se realizaron 34 % menos análisis de muestras bacteriológicas).

Desde la Facultad de Ciencias, un equipo de investigadoras de la Sección Bioquímica y Biología Celular, integrado por Andrea VillarinoMariana MargenatTania GarcíaVivian Irving y Ana María Ferreira desarrollan el proyecto “Avanzando en las vías de señalización eucariota moduladas por la fosfatasa PtpA de Mycobacterium tuberculosis” con apoyo de ANII. 

El proyecto procura entender las funciones que altera la proteína bacteriana fosfatasa PtpA -que Mycobacterium tuberculosis introduce dentro de los macrófagos humanos- y en qué ayudan estos cambios a la bacteria. La proteína PtpA es capaz de modificar ciertas proteínas de la célula encendiendo y/o apagando rápidamente diversas funciones celulares, claves en la adaptación de las células a diferentes situaciones como lo es la infección. Según explica Andrea Villarino, el grupo pretende demostrar que “además de inhibir la respuesta inmune, PtpA también participa re-direccionando el metabolismo del macrófago para favorecer la persistencia de la bacteria dentro de la célula infectada”.

Superheroínas de las Ciencias Básicas en el  mundo de las historietas

Durante 2020, Villarino participó en un ciclo vitual de seminarios organizados por la Sociedad Latinoamericana de Tuberculosis y otras micobacterias (SLAM-TB) y presentarán su trabajo en un congreso a realizarse en abril próximo. Pero además cuentan con publicaciones, fruto del proyecto ANII en curso (https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25743628/ https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33193164/).

Y si bien el equipo trabaja en investigación básica, Villarino explica que “nos interesa contribuir a sensibilizar a la población en la importancia de detectar la Tuberculosis a tiempo.” Por ese motivo, el proyecto incorpora un componente de divulgación a través del cual se han hecho materiales para el trabajo en ámbitos educativos.

En este marco, elaboraron un tríptico informativo junto a miembros del grupo comicbacterias.com y la historieta de Coco y Fran en “El plan de la tuberculosis”. Los materiales están disponibles para docentes y educadores que quieran utilizarlos en el Comicbacterias. 

Coco Fran Tuberculosis final pequeno
Por otra parte, el grupo de investigación, también colabora con investigadores del Institut Pasteur y de la Facultad de Medicina, y destaca el esfuerzo que está realizado la Comisión Honoraria para la Lucha Antituberculosa y Enfermedades Prevalentes en la incorporación de técnicas rápidas de diagnóstico molecular de la Tuberculosis. Sin embargo queda mucho por hacer. En ese sentido Villarino afirma que “la experiencia del Covid-19, nos muestra que Uruguay tiene la gente capacitada como para colaborar y hacer llegar el diagnóstico molecular a otras enfermedades.”

Fuente: web de Faculta de Ciencias

Los comentarios están cerrados.