Fue en 1995 cuando la UNESCO decidió aprobar la propuesta de la Unión Internacional de Editores de celebrar el Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor (su nombre completo). La fecha elegida es un día simbólico para la literatura  mundial: fue un 23 de abril cuando murieron Miguel de Cervantes, William Shakespeare, e Inca Garcilaso de la Vega.

En este año tan particular, la fecha cobra un valor especial recordándonos la importancia de la industria editorial y el valor del libro como bien cultural.

Ante la alerta sanitaria y el mensaje de responsabilidad social de quedarse en los hogares, los libros reafirman su valor patrimonial transformándose en un refugio, en una invitación a disfrutar, aprender y soñar.

Algunas expresiones de las bibliotecas universitarias y externas a la Udelar se pueden visualizar en Recursos de Información https://www.facebook.com/recursosdeinfo/

Los comentarios están cerrados.