La sesión fue presidida por la directora regional, Isabel Barreto y contó además con la presencia del rector de la Udelar, Rodrigo Arim y del presidente de la Comisión Coordinadora del Interior (CCI), Rodney Colina. También estuvieron presentes el director local saliente de la sede Tacuarembó, Daniel Cal; Felipe Fajardo, director de la Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC) y Marcelo Ubal, referente del Polo Tecnológico de Rivera 

Asimismo, estuvieron presentes los 30 claustristas de los tres órdenes: estudiantes, docentes y egresados quienes se reunieron por segunda instancia en el período luego de quedar instalada la Asamblea del Claustro Regional el 13 de agosto de 2021 en la sede Rivera. En primer lugar, se votó la dirección de la sede Rivera y por unanimidad de los presentes en sala fue elegida la Dra. Patricia Viera. Posteriormente y también por unanimidad fue elegida la Dra. Ana María Casnati como directora de la sede Tacuarembó.

Compromiso regional y trabajo en equipo

La directora regional Isabel Barreto señaló que «estamos marcando un hito importante en este momento con la elección de directoras de sede, es un año importante para el Cenur Noreste de ir marcando presencia, culminando etapas y comenzando otras nuevas». Recordó que el año próximo se elegirá a la dirección de la sede Cerro Largo y expresó que «de a poquito vamos cumpliendo la mayoría de edad. Vamos a ser independientes también». Agradeció además al equipo de secretaría y a todos los funcionarios por su trabajo para que la elección, con posterior celebración, se concretara.

Posteriormente, se dio paso a las palabras de las directoras electas. Patricia Viera remarcó que es para ella un honor ser electa para esta responsabilidad y agradeció la confianza. «Estoy comprometida con un trabajo participativo, con compromiso con toda la región y obviamente en especial con la sede de Rivera, pero en clave regional por el Cenur Noreste», subrayó. Asimismo se compromete a «seguir trabajando y luchando por una educación pública superior de calidad, descentralizada como lo soñamos desde hace mucho tiempo».

Por su parte, Ana Casnati pidió aplausos para el director saliente de Tacuarembó y su equipo porque «creo que la realidad de esta sede se debe a su trabajo junto a todo un equipo y liderado por ellos». Agradeció la confianza de los compañeros que propusieron a ambas candidatas y manifestó el compromiso del equipo que conformó para dirigir esta sede, con el que ya venía trabajando. También manifestó «la idea de trabajar desde la innovación para mejorar y mantener lo que está construido, potenciar el recurso humano que consideramos que es muy rico, aprender colectivamente, afianzar la comunicación organizacional y pensar la comunidad académica como un ambiente multirreferencial de aprendizaje».

Por último, Casnati invitó a reflexionar sobre este acontecimiento como un emergente de una estrategia de construcción universitaria. Citando a Henry Mintzberg señaló que el concepto de estrategia puede ser considerado como un plan deliberado y calculado, pero también se constituye en una faceta emergente, por un proceso de aprendizaje de acciones resultantes del comportamiento de las personas. Ambas facetas acontecen en un continuo y que pueden coincidir en algún momento.  

En este caso, dijo que la estrategia deliberada es la posibilidad generada por la Udelar para llevar conocimiento a lugares del país donde estos aspectos son insuficientes. Luego, en respuesta incesante de la institución a su ambiente, adecuada a un tiempo histórico, «la sede Tacuarembó en su accionar continuo construye estrategia en un proceso que responde a las demandas y necesidades de los actores en el territorio. De esta forma se configura un proceso emergente en el cual estaremos completamente atentos para seguir construyendo descentralización y desarrollo local», expresó Casnati. 

Asimismo, Valeria Ferreira, responsable la Unidad de Educación Permanente de la sede Tacuarembó, en nombre de los funcionarios docentes y no docentes dio la bienvenida a las nuevas directoras y agradeció especialmente a Cal por «habernos enseñado y promovido lo que es el trabajo en equipo».

Construyendo Universidad

El rector felicitó a las directoras electas y reconoció el trabajo de los directores salientes. Indicó que aunque no se requería su presencia en la elección, asistió por considerarlo una obligación y dijo que «elegir autoridades es parte de la sana liturgia universitaria, de nuestra seña de identidad como universidad». Es parte de una tradición que hunde sus raíces en la Reforma de Córdoba que se extendió a otras universidades latinoamericanas, estableciendo al cogobierno y la autonomía como valores centrales de nuestra vida institucional, puntualizó. «Posiblemente hay pocos rasgos de identidad en la Universidad de la República tan presentes como la vida democrática», también porque durante algunos períodos le fue  arrebatado el derecho de conducir a la institución de cara al país, indicó, «la autonomía no es autarquía ni un grito de independencia, es una forma de funcionamiento propia de una Universidad comprometida con la sociedad y con el desarrollo a escala nacional».

Por más de una década «hemos venido construyendo Universidad de forma sistemática en el territorio nacional», afirmó Arim, «hemos construido institucionalidad» conjugando la vocación de aportar al desarrollo nacional con la necesidad de consolidar bases sólidas para el desarrollo inclusivo a escala local. Hace 20 años, quienes formaban parte de la institución hubiesen pensado que en 2021 era «imposible» tener varias sedes universitarias y carreras en el interior del país, además de equipos docentes de primer nivel radicados, desarrollando investigación, indicó. Esto se logró y fue aceleradamente, en un plazo absolutamente inesperado, a pesar de que «construir Universidad lleva tiempo». 

Arim aclaró que no es apropiado afirmar, como se ha dicho recientemente, que «ahora vamos a tener Universidad en todo el país porque tenemos Zoom» y que, si bien es partidario del uso intensivo de la tecnología en la enseñanza, la Universidad no es solamente una conectividad, una plataforma digital, «Universidad es esto, es comunidad, es capacidad de generar conocimiento articulado con un territorio y conviviendo desde una perspectiva cosmopolita en espacios territoriales concretos. Sería mucho más barato y más fácil construir ofertas universitarias desde Montevideo que se pudieran tomar en todo el país a partir de una cámara, y ahora lo podemos hacer. Pero no es nuestra estrategia, nuestra estrategia es construir espacios comunitarios universitarios en el país, conectados en clave regional», expresó. 

En ese camino se han cometido errores tanto en Montevideo como el interior, indicó Arim, pero aseguró que desde el Rectorado se seguirán apoyando los procesos de desarrollo en el territorio, respetando la autonomía de los centros para que elijan su propio camino, e impulsando un barco que no es el de la Universidad, «sino que es el barco del país para construir enseñanza de calidad a nivel avanzado y democratizar el conocimiento».

Rodney Colina felicitó este hito de desarrollo universitario en la región y a las nuevas directoras del Cenur Noreste. Además, remarcó que estas sedes tienen particularidades concretas dada la existencia de dos campus bien distintos entre sí con identidades regionales. Expresó su especial agradecimiento a Barreto, Cal, Clara y a Enrique Mazzei, director de la Casa Universitaria de Cerro Largo.

Recordó que este Centro Universitario Regional se inició con un proceso muy interesante, con la construcción del Programa Regional de Enseñanza Terciaria (PRET) que fue un insumo fundamental para llevar adelante política e institucionalmente la creación del Cenur También destacó que los equipos universitarios de esta región «trabajaron fuertemente en la identidad regional, en el diálogo con la sociedad, con todo el sector productivo y el sector educativo, y eso fue un insumo muy potente a la hora de generar el Cenur». Su creación trasciende a la propia Udelar e implica un contacto permanente con todos los actores regionales, expresó. Colina ofreció su apoyo a las nuevas direcciones deseando a ambas una gestión exitosa.  

Directoras electas

Patricia Viera es maestra de Educación Primaria y licenciada en Ciencias de la Educación, con formación de posgrado en procesos de enseñanza y aprendizaje, educación y políticas educativas. Es docente en el Centro Universitario de Rivera desde 2015 en el Centro de Estudios sobre Políticas Educativas y también se desempeña como docente del Instituto de Posgrados y Estudios Superiores (IPES) de la ANEP. Integra el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) de la ANII y es autora de varios artículos y capítulos de libro referidos a políticas educativas, didáctica universitaria y gestión de la educación.

Ana María Casnati es doctora en Odontología por la Universidad de la República y ha realizado varios posgrados relacionados con las tecnologías de la educación. Se desempeñó desde 1971 como docente de la Facultad de Odontología en Montevideo y a partir de 2001 en los cursos de Asistentes e Higienistas en Odontología en el Centro Universitario de Rivera. Entre 2000 y 2007 fue directora de ese centro. También fue docente en el Centro de Formación de Profesores del Norte y en el Programa Flor de Ceibo. Es autora de numerosos trabajos sobre enseñanza y educación publicados en libros y revistas, y presentados en eventos académicos.

 
 
 
 
 
 

Los comentarios están cerrados.