Desde los diferentes ámbitos programáticos, el Servicio de manera cotidiana se propone contribuir con la salud y el bienestar de estudiantes, funcionariado (TAS y docente) y egresados/as.

Las políticas sociales universitarias en materia de salud, alimentación y deportes contribuyen a la prevención y fomentan la reducción de los factores de riesgo modificables de padecer cáncer de mama.

Dentro de dichos factores es relevante mencionar el sobrepeso, la obesidad, el consumo de alcohol, tabaquismo, baja ingesta de frutas y verduras así como también la falta de actividad física.

Desde el Departamento de Alimentación se trabaja desde una perspectiva de promoción de salud, implementando prácticas educativas a través del consumo y fomentando hábitos alimentarios con énfasis en la protección de la salud.

El régimen alimentario tiene un rol central en la prevención del cáncer de mama. Desde SCIBU, además de brindar de manera cotidiana una alimentación saludable, completa y equilibrada, se trabaja para toda la comunidad en una línea estratégica vinculada a la promoción de hábitos alimentarios saludables.

La División Universitaria de la Salud por su parte, tiene dentro de sus principales cometidos, la promoción de la salud desde una perspectiva de Derechos e integralidad; es en este contexto que las acciones emprendidas desde la DUS, serán dirigidas a la concientización de la detección temprana de la enfermedad, mediante los distintos espacios de difusión general y de consulta que se dispone dentro del área programática, orientados al estudiantado,  funcionariado T.A.S. y docente.

El área de deportes ofrece una gama de actividades recreativas y deportivas que, además de otros beneficios para el cuidado de la salud física y mental, se presentan como un factor protector a la hora de reducir el riesgo de padecer cáncer de mama.

Recomendaciones:

Desde el Servicio te proponemos las siguientes buenas prácticas para prevenir el cáncer de mama en conjunto:

1) No fumes: el tabaco aumenta las probabilidades de padecer la enfermedad

2) Cuida tu alimentación para tener un peso corporal saludable

3) Realiza alguna actividad física en la vida cotidiana. Para ello puedes incorporarte a las diferentes propuestas del área de deportes del SCIBU. 

4) Mantén un régimen alimentario saludable que considere las siguientes sugerencias: 

• Equilibrar el plato incluyendo variedad de: colores, texturas y nutrientes, incluir de forma diaria frutas y verduras de preferencia crudas

• Incluir carnes blancas de forma semanal

• Limitar el consumo de sal y azúcares refinados

• Consumir frutos secos en pequeñas cantidades nos aporta fitoestrógenos (ejerciendo un efecto protector en el organismo similar al de los estrógenos) 

6) Limita o evita el consumo de bebidas alcohólicas de cualquier tipo.

7) Evita la exposición excesiva al sol. Cuando debas exponerte utiliza protección solar y evita el uso de camas solares

8) De acuerdo a las recomendaciones del MSP, debes comenzar a hacerte la mamografía a partir de los 50 y hasta los 69 años. Recuerda controlarte o repetir el estudio cada 2 años. En casos que se defina un alto riesgo, se recomienda realizar mamografías a partir de los 40 años. El Hospital de Clínicas se encuentra realizando mamografías gratuitas durante toda la semana, en el marco de otras actividades en el mes de la lucha contra el cáncer de mama. Por más información visita www.hc.edu.uy

9) Asegúrate de cumplir con los exámenes médicos de manera periódica: La detección temprana salva vidas. Aproximadamente se reduce en un 25% la mortalidad si lo detectamos en etapas iniciales. 

10) Realízate un autoexamen frecuentemente: si adviertes algún cambio en las mamas, consulta con tu médico/a al respecto. Recuerda que, si bien contribuye, el autoexamen no sustituye a un examen mamario realizado por un médico ni a una mamografía.

Los comentarios están cerrados.