Se trata de realizar acciones estratégicas vinculadas a la seguridad del paciente en los procesos asistenciales. La dispensación por Dosis Unitaria entonces, incluye la validación farmacéutica de la prescripción médica y asegura que el medicamento correcto, la dosis correcta, la vía correcta y el horario correcto se dispensan a el paciente correcto.
Como consecuencia también se apoya, facilita el trabajo del personal de enfermería y posibilita el retorno de las dosis no administradas con beneficios económicos y sanitarios para la organización.

El servicio de farmacia tiene la responsabilidad de realizar el suministro de medicamentos de calidad garantizada, asegurando una distribución fiable, segura, así como dar el correcto seguimiento de los efectos de uso.

Los comentarios están cerrados.