La actividad contó con la participación de la prorrectora de investigación, Cecilia Fernández y la decana de la Facultad de Ciencias, Mónica Marín. En forma simultánea al evento Ediciones Universitarias estuvo presente también en el Callejón con una selección de libros a la venta.

Acercar al público el conocimiento avanzado

Fernández destacó que la Udelar, la primera Universidad del país, tiene por mandato de la Ley Orgánica de la institución, «la importante misión, así como de formar al personal especializado de Uruguay, promover la investigación, difundir la cultura y los valores republicanos de gobierno y colaborar con la comprensión pública de los temas de interés general». Señaló que por tanto es muy importante para la institución acercar al público en general el conocimiento avanzado desarrollado en la Udelar, que proviene del trabajo de especialistas de muchas disciplinas, como Marcelo Barreiro en la temática de cambio climático.

Marín definió el objetivo de la actividad: «generar espacios para acercar al público los temas científicos de interés general y crear oportunidades para las personas de preguntar, cuestionar y discutir acerca de esas temáticas». Resaltó la importancia de tratar el tema del cambio climático ya que a veces erróneamente «nos parece algo abstracto, lejano que afecta al planeta pero no toca a Uruguay», expresó.

La charla entre Marcelo Barreiro y Camilla Méndez se enfocó en la contribución del Grupo de Trabajo 1 al  6° Informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático, (IPCC) que se hizo pública el agosto de 2021. El profesor Barreiro, del Departamento de Ciencias de la Atmósfera del Instituto de Física de la Facultad de Ciencias, es autor principal del capítulo de este documento que aborda la influencia humana en el sistema climático, y el único uruguayo entre los más de 230 expertos que integran el grupo de trabajo 1.

Cambios provocados por la acción humana

Barreiro señaló que el clima ha cambiado en la tierra desde que esta existe. Hace 300 millones de años era extremadamente frío y la Tierra estaba casi completamente cubierta de hielo. Luego se produjo un período en el que la temperatura era mucho más alta de lo que es hoy, en el cual se ubica la existencia de los dinosaurios. Finalmente hace 50 millones de años la temperatura alcanzaba el pico máximo al registrado hasta hoy (10 a 12 grados mayor a la actual). Por tanto no existen dudas que el planeta ha tenido cambios climáticos enormes, mucho mayores a los que se están experimentando hoy, cuando se habla de un aumento global de temperatura de un poco más de 1 grado. Concluyó que a diferencia de los anteriores, el cambio climático actual se relaciona con los humanos, «las actividades humanas son las responsables de ese cambio y eso es lo que lo distingue de todas las transformaciones anteriores que sufrió la Tierra», afirmó.

Indicó que aunque ese poco más de 1 grado de aumento de la temperatura global que se registra hoy parece un valor bajo, tiene numerosos efectos en muchas de las actividades humanas. «Lo causamos nosotros y lo estamos sufriendo nosotros», expresó. Explicó que no concuerda con el término «crisis climática» que se utiliza en la actualidad, ya que no es el clima el que está en crisis sino la sociedad y la humanidad. Para Barreiro el problema, lo que llevó al planeta a esta situación, es la actividad productiva humana, que es la que está en crisis. Acotó que «es fundamental» que las personas entiendan que es urgente combatir el continuo aumento de la temperatura, el calentamiento global.

En cuanto al estado del conocimiento en Uruguay acerca del cambio climático, Barreiro explicó que cuando los científicos hablan del clima no se están refiriendo solo al comportamiento de la atmósfera, sino también al de los océanos, los glaciares, los hielos y la vegetación. «El clima es el resultado de la integración de muchos subsistemas», indicó. Explicó que el estado de investigación sobre el clima se vincula con el número de investigadores que están trabajando en cada uno de estos subsistemas. En este sentido resaltó que en el campo de la atmósfera existen pocos científicos trabajando, en tanto en la variabilidad biológica de los océanos trabajan varios investigadores pero no tantos en cómo ha variado la circulación oceánica y cómo han cambiado las corrientes de los océanos. Recordó que la Udelar hace 13 años creó una licenciatura en Ciencias de la Atmósfera, porque identificó un vacío en la formación de meteorólogos en Uruguay, profesionales que abordan no sólo el cambio climático sino también la predicción del tiempo, predicción de energías renovables como la eólica y la hidráulica, entre otros temas. Otro de los contenidos imprescindibles para los egresados de esta carrera es la oceanografía, «si uno quiere estudiar el clima tiene que saber de oceanografía», afirmó. En ese sentido destacó que la Udelar está abocada a generar una carrera de oceanografía «que esperemos se pueda concretar en corto plazo».

Aportes del IPCC

Barreiro recordó que el IPCC fue creado en 1988 por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y su objetivo es resumir todo el estado del arte del conocimiento sobre el clima para facilitar que la toma de decisiones de los países, como el tipo de producción que llevarán adelante, se basen en la ciencia. Destacó que el Grupo no tiene una posición política, el documento que elaboran es un informe técnico sobre qué es lo que se sabe acerca del clima. El IPCC publica un informe cada siete u ocho años y el que se difundió en agosto, en el cual Barreiro trabajó durante tres años y medio, es el sexto.

El investigador señaló algunas de las observaciones que realiza por primera vez este 6° informe del IPCC, entre ellas por primera vez utiliza la palabra «inequívoca» en cuanto a la evidencia de la acción humana sobre el clima. Otras observaciones son los numerosos cambios en el clima que se vienen registrando a nivel mundial como el aumento del nivel del mar, el cambio en el volumen de las lluvias (en algunas zonas viene aumentando y en otras disminuyendo) y los aumentos de eventos extremos de temperatura en muchas regiones. El documento también señala el aumento de eventos de lluvia intensa, la acidificación del océano a causa del dióxido de carbono emitido por la actividad humana y que los cambios se notan a nivel global y se producen a una enorme velocidad. «Es un cambio que se ve, es un cambio que está ocurriendo muy rápido y es un cambio que se puede asignar en muchos casos a la acción humana, somos nosotros los que tenemos que cambiar eso», sostuvo.

Vea la actividad completa 

Noticia relacionada: Marcelo Barreiro: «el cambio climático solo se explica por la acción humana»

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Los comentarios están cerrados.