Esta recorrida se da en el marco de la Tercera Conferencia Mundial de Educación Superior organizada por UNESCO, que se desarrolla del 18 al 20 de mayo en Barcelona. El rector forma parte de la delegación nacional a dicha conferencia. 

Presupuesto central

Tras recorrer las instalaciones, Arim transmitió a través de las redes sociales de la Udelar un mensaje dando cuenta de «un dato bien interesante para pensar el futuro de nuestro hospital universitario». Al respecto señaló que el  financiamiento basal del Hospital Universitari Clínic de la UB «tiene que ver son su inserción en el sistema de atención sanitaria de Cataluña: es parte de ese sistema, de hecho tiene georeferenciada una población de aproximadamente 500.000 personas que viven en el entorno del hospital, que se atienden de forma natural en el hospital universitario a partir de la seguridad social, por la cual el hospital recibe un conjunto de recursos»

Agregó que el hospital también utiliza recursos provenientes de la UB para las áreas específicas de la investigación y la formación docente, así como también de la venta de servicios, como ocurre con nuestro Hospital de Clínicas (HC). Pero estos recursos no constituyen «el núcleo central» de su financiamiento sino que este descansa en el presupuesto del sistema sanitario de Cataluña; este es «un elemento sustancial que tenemos que comprender», indicó.

Este modelo de financiamiento «si se quiere es exactamente contrario al que tenemos en Uruguay», señaló, donde el presupuesto universitario es el sostén del HC y los recursos que se obtienen a partir del vínculo de la Udelar con ASSE o con otros sectores del sistema de salud «son complementarios».

«No es razonable ni viable pensar el desarrollo del HC con las dimensiones y características que el país necesita si no lo insertamos en forma fecunda y sólida en el sistema de atención sanitaria del Uruguay», afirmó Arim. Por tanto la experiencia en la UB y su Hospital Universitari Clínic puede aportar a la reflexión en Uruguay sobre «un proceso de reestructura, refuncionalización y reconstrucción de un nuevo Hospital de Clínicas», planteó.  

Inserción plena en el sistema de salud

El rector también destacó aspectos de la formación en medicina, enfermería y demás carreras del área de la salud en la Facultad de Medicina de la UB, donde los estudiantes  acceden a un aprendizaje temprano en el ámbito clínico, «las actividades de formación de corte magistral se han ido reemplazando por aquellas en que los estudiantes circulan por las clínicas», expresó. 

Esto genera ya no solo la inserción del Hospital Universitari Clínic en el sistema sanitario, sino de toda la Facultad, explicó. La formación de sus estudiantes se realiza en el hospital universitario y también en el conjunto de instituciones de atención sanitaria de Cataluña, guiados por profesionales reconocidos y habilitados por la Facultad para realizar una labor docente, aún cuando no forman parte de la plantilla docente universitaria, puntualizó. En este sentido indicó que «vale la pena remarcar y resaltar las experiencias de las Unidades docente-asistenciales (UDA) en Uruguay», que de alguna manera replican este modelo utilizado en Cataluña para la formación de profesionales y técnicos del área de la salud.

Arim alentó a «asumir estas experiencias como un dato central; no hay hospitales universitarios de fuste que funcionen exclusivamente sostenidos en su vida cotidiana por un presupuesto universitario. Su funcionamiento basal tiene que ver con su inserción en forma clara en los sistemas sanitarios», de estos debería provenir su presupuesto base, indicó.

 
 
 
 
 

Los comentarios están cerrados.