El centro es la paciente

Álvaro Villar agradeció a los parlamentarios presentes y a quienes votaron el comienzo de este programa al igual que el de Cirugía del Día y el de Neurorrehabilitación que comenzó a funcionar recientemente. «El esfuerzo que ha hecho el Hospital en construir los policlínicos nuevos fue posible por una decisión tomada por la dirección anterior de dignificar la atención en policlínico», señaló. En este sentido, remarcó que hay una preocupación centrada en el paciente y respeto hacia este: «el centro de todos nuestros desvelos es el paciente», enfatizó. Sin embargo, entiende que «es fácil decirlo, pero es extremadamente difícil hacerlo», porque esto significa que en el momento en que se construyó la policlínica se piensa en el paciente desde la sala de espera hasta el momento de la atención, y por eso es muy importante «darse un tiempo para la escucha» y eso es lo que se pretende con este nuevo policlínico.

Por eso, sostiene que «una consulta en policlínica es uno de los hechos donde más se ve la parte de arte que tiene la medicina». En este sentido, explicó que es importante que el médico tenga «la delicadeza» de saludar y presentarse cuando llega al consultorio, de nombrar a los pacientes que va a atender. También enfatizó en la importancia de que la paciente pueda estar acompañada al momento de la consulta: «hay toda una ceremonia de la consulta que el Hospital de Clínicas tiene que defender e impulsar», subrayó. Particularmente para el tratamiento del cáncer de mama, es clave el momento en el que se produce la consulta y el rápido diagnóstico, indicó.

Villar señaló que «lo más difícil es lograr dignificar el contacto humano que tenemos día a día y de eso trata el programa cáncer de mama». Señaló que el mamógrafo con el que cuenta el Hospital de Clínicas es de lo mejor que tiene el país y además afirmó que el hospital universitario cuenta con excelentes técnicos y médicos en medicina nuclear, en radioterapia, cirujanos y oncólogos. «El problema es cómo se pierden los pacientes yendo de un lugar a otro y, por eso, nosotros tenemos que buscar que el paciente sea el centro», remarcó y en este sentido, explicó que el rol de la nurse navegadora en este programa «es clave». Señaló que además del policlínico para el tratamiento del cáncer de mama, también se inaugura la policlínica de dermatología, el block quirúrgico y un laboratorio de funcional respiratorio y adelantó que se guiará una visita por estas obras del piso 8 y el piso 17 del hospital. «Felicito a todo el equipo que hizo posible esto. El reto empieza hoy», concluyó.

El Dr. Mauricio Cuello, en representación del Programa de Cáncer de Mama coincidió con Villar en que «el gran desafío es concentrar las acciones buscando adaptarse a las necesidades del paciente y no al revés». Por eso, augura que el programa sea «uno de los muchos que tengamos y dentro de unos años sean 70 programas los que tengan la misma filosofía». Explicó que en este programa confluyen todos los servicios, es una propuesta académica y en estos seis meses de inicio se han realizado investigaciones, intervenciones asistenciales y se ha contado con la participación de estudiantes. Además, sostuvo que «este es un hospital que rinde cuentas y muestra resultados». Remarcó también el rol de la nurse navegadora y agregó que es uno de los primeros centros de salud que incluye esta figura. «Es más que un slogan centrarnos en el paciente: es realmente el objetivo que tenemos», finalizó.  

Apostar a la excelencia

Álvaro Delgado hizo énfasis en el rol de la Udelar y destacó que la concreción de este Programa fue un compromiso colectivo de la sociedad a través del Parlamento que votó la partida presupuestal para financiarlo por unanimidad. Esto demuestra que «no por ser público y gratuito es diferente, cualquier ciudadana de este país puede tener atención de primer nivel, es apostar a la excelencia», afirmó. Recordó que cada año en nuestro país 1800 mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama y cerca de 600 fallecen por esta causa. «Es una cifra que Uruguay no se puede dar el lujo de tener, porque es de las típicas patologías en que la celeridad del diagnóstico y el inicio del tratamiento son claves para el tratamiento de la enfermedad», añadió.

Asimismo, se expresó emocionado por las ganas que demuestran los profesionales del hospital y su director y comentó que cuando fue a vacunarse al hospital universitario realizó un recorrido por las instalaciones. Agregó que muchas veces al paciente le cuesta ir a atenderse o lo hace con miedo, pero tener del otro lado a un médico que con pequeños gestos de confianza y afecto genere un vínculo para que el paciente pueda discutir con el médico y preguntar y le obligue a explicarle más. «El objetivo primordial es tratar de trabajar culturalmente en la interacción humana de las más sensibles y las más cercanas para mí, me voy con doble satisfacción y doble felicidad», concluyó. 

Por su parte, el rector Arim agradeció a la comunidad del Clínicas, a médicos y funcionarios que en condiciones muy adversas, se pusieron al hombro el Hospital. Destacó que el Clínicas hizo muchas cosas en los momentos más críticos de la pandemia, como instalar un vacunatorio, y «levantó la apuesta y la mira para pensar el Hospital post pandemia, nos convenció de que debían priorizarse estos proyectos que tienen que ver con el bienestar de toda la sociedad y de la necesidad de que el Uruguay y todas sus instituciones se pusieran a tiro en un tratamiento humanizado».

Indicó además que este proceso y acuerdo interinstitucional es un ejemplo para pensar hacia adelante otros acuerdos y «la búsqueda de problemas que la sociedad tiene, pues la Universidad tiene herramientas para dar respuestas efectivas, tiene que ser también una forma y una metodología para relacionarnos con las instituciones que hacen particular a la salud». «No es fácil y las presiones existen pero avanzar en esta dirección es clave para pensar el bienestar de la sociedad uruguaya en su conjunto», cerró Arim.

De qué trata el programa

El propósito del Programa de Rápida Resolución del Cáncer de Mama es facilitar el acceso a las mujeres a un diagnóstico y tratamiento oportuno de este tipo de cáncer. En el actual contexto post-pandemia Covid-19, es necesario contar con estrategias que mitiguen los retrasos en diagnósticos y tratamientos de enfermedades prevalentes. Los mejores resultados en el cáncer de mama a nivel mundial se han encontrado en servicios especializados, que estén conformados por equipos interdisciplinarios que trabajen coordinadamente, con un enfoque centrado en la paciente.

Cabe señalar que en Uruguay el cáncer de mama es la principal causa de cáncer en mujeres, tanto en incidencia como en mortalidad. Se estima que una de cada diez mujeres podrían desarrollar cáncer de mama a lo largo de su vida. Se diagnostican cerca de 2000 casos nuevos cada año. Es importante recordar que el cáncer de mama también puede darse en hombres, aunque en una proporción considerablemente más baja.

El Programa de rápida resolución del cáncer de mama permite que una persona con un nódulo en la mama (u otro síntoma) y/o una mamografía patológica, pueda acceder a una consulta de triple evaluación especializada: consulta con cirujano mastólogo, realización de mamografía o ecografía mamaria y extracción de biopsia. El resultado de anatomía patológica (es decir el diagnóstico de Cáncer de Mama) estará disponible en una semana. Luego del diagnóstico se realizarán los estudios necesarios para completar la valoración, será estudiado el caso por un Comité de Tumores y se efectuará el tratamiento específico dentro de los 15 días siguientes. En todo el proceso de atención la mujer estará acompañada por la Nurse Navegadora y en valoración y apoyo por el equipo de Psicología Médica y Trabajo Social. La paciente será derivada a Cirugía Plástica en caso de requerir tratamientos de reconstrucción mamaria.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Noticia relacionada: Hospital de Clínicas propone programa de rápida resolución del cáncer de mama

Los comentarios están cerrados.