En la actividad, el Portal de la Udelar dialogó con Héctor Cancela, presidente de la Asociación de Docentes de la Universidad de la República (ADUR), Agustín Cano, secretario general de ADUR y Andrés Fernández, representante de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU). 

Menos recursos para salarios, insumos y edificios 

Cancela explicó que «la plataforma de ADUR es la mejora de las condiciones de estudio y de trabajo y desde esa reivindicación se decidió marcar una presencia a través de distintas actividades, en suma un espacio en el que estudiantes, docentes y funcionarios de la Udelar puedan plantear que se necesita que el país invierta en la educación de los jóvenes, que es la clave para el futuro». 

Añadió que «existe una situación actual de desinformación que refleja lo que ha sido esta Rendición de Cuentas, en la que el Poder Ejecutivo envía un ley presupuestal que le recorta recursos a la Universidad y no prevé ninguna forma de sustituir esos fondos». Acotó que los legisladores han hecho manifestaciones públicas con respecto a posibles fondos con los que cubrirían este déficit, pero en la práctica «no hay nada formal y no se ponen de acuerdo», resaltó Cancela. «Es una Rendición de Cuentas que fue mal pensada, mal formulada y sin duda confiamos que el Parlamento pueda revertirla pero realmente vemos que hay una dificultad grande por el propio mal diseño que presenta», puntualizó.  

Cancela indicó que uno de los rubros más afectados de la Universidad con este recorte es el de los salarios de funcionarios y docentes. «Las y los trabajadores de la Universidad trabajamos cada vez más,  atendemos cada vez más sedes y los salarios son cada vez más bajos», subrayó.  Otro de los recortes que se visualiza es el que se vincula a los gastos de funcionamiento de la Universidad, que no reciben incrementos en esta Rendición de Cuentas. Esto quiere decir que en la medida que suben los precios a causa de la inflación, la Udelar queda con fondos insuficientes para todos los gastos de funcionamiento que abarcan los marcadores, borradores, materiales de limpieza, «para todo eso cada año tenemos menos dinero», afirmó Cancela. Un tercer recorte, representado por la quita del adicional del Fondo de Solidaridad, repercute en el desarrollo edilicio en particular en el interior pero también en Montevideo. «Estos recursos se utilizan también para el mantenimiento de edificios, como las facultades de Medicina y de Química, construcciones edilicias preciosas pero bastante antiguas, que no están en buenas condiciones, requieren un mantenimiento grande y son el tipo de edificios universitarios que van a sufrir con el recorte de este fondo», subrayó Cancela.

«Recorte millonario»

Fernández explicó que la movilización organizada por la Intergremial universitaria, integrada por ADUR, FEUU, la Unión de trabajadores del Hospital de Clínicas (UTHC) y la Agremiación Federal de Funcionarios de la Universidad de la República (AFFUR), se realiza en el marco de la votación en la Cámara de Representantes, de los artículos de la Rendición de cuentas que afectan el presupuesto para la Udelar, que culminó este viernes 19 de agosto. Indicó que el proyecto que salió de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes implica «un recorte millonario» en el presupuesto de la Universidad. «Es un recorte que no tiene ningún fundamento, nefasto para la Udelar y de un tenor que no se veía desde hace 20 años», afirmó. «¿Estamos en un proceso de crecimiento económico importante, de grandes exportaciones que registran superávits o estamos en un país que requiere cortar el presupuesto de la Universidad? No cierran las dos cosas», cuestionó. 

Señaló que hasta este jueves el mensaje recibido de los parlamentarios fue una negativa a considerar la pertinencia y el valor que tiene la Universidad, su desarrollo académico, su aporte para formar los profesionales e investigadores del país. Acotó que esta postura no es coherente con las manifestaciones por parte del gobierno y la sociedad en los últimos años acerca del importante papel que jugó la Universidad durante la pandemia. 

Cano señaló que las actividades académicas que se llevaron adelante en la calle en el marco de esta instancia son clases que habitualmente se desarrollan en las facultades. «Estamos en una jornada de cultura, de educación en la calle, como forma de hacer llegar nuestro mensaje desde aquí, cerquita del Palacio, con nuestras herramientas que son precisamente esas, para tratar que los parlamentarios empiecen a escuchar no solo nuestro mensaje sino el de toda la comunidad universitaria que está unida con este reclamo, parar los recortes y apoyar el presupuesto de la Universidad», resaltó.

Cano detalló las clases abiertas que estaban funcionando en la instancia, una de ellas de la Facultad de Química acerca de Química y Sociedad y otra del Instituto de Historia del Departamento de Historia Americana de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Udelar, sobre el nuevo mundo y su lugar como objeto de investigación y enseñanza de la Historia. Otra de las clases fue una actividad conjunta sobre la Guía alimentaria en los barrios, que se elaboró en el marco de un Espacio de Formación Integral que involucra al Programa Integral Metropolitano, la Facultad de Veterinaria, la Facultad de Agronomía y la Facultad de Ciencias. También se desarrollaron dos clases de la Facultad de Artes, una del Taller López de la Torre titulada «El arte contra el trabajo alienado» y otra del área de producción gráfica de Bellas Artes vinculada a la serigrafía. Asimismo se llevó adelante una clase sobre nuevas estrategias de prevención de VIH, a cargo de la Facultad de Medicina y otra sobre producción de modelos integrados para la extensión universitaria con colaboración de la Federación Uruguaya de las Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (FUCVAM) y a cargo del docente de Facultad de Ingeniería, Héctor Cancela.

 
 
 
 
 
 

Los comentarios están cerrados.