Junto a Arim participó de la gira el presidente de la Comisión Coordinadora del Interior, Rodney Colina y en el caso de la sede Tacuarembó, también el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración (FCEA), Jorge Xavier. En todas las sedes estuvieron presentes los directores locales y regionales de los tres Centros Universitarios Regionales (Cenur) que visitó el rector. 

Valentía y compromiso estudiantil

En la tarde del lunes 20, Arim dio la bienvenida a estudiantes de la Generación 2023 de la nueva carrera que se inicia este año en la sede Tacuarembó del Cenur Noreste: Licenciatura en Economía Agrícola y Gestión de Agronegocios. El rector destacó en la charla que esta nueva oferta no está pensada sólo para Tacuarembó o para el Cenur Noreste sino que es para todo el país y por eso se espera que lleguen estudiantes de otros departamentos a radicarse a la región para cursar la formación. Señaló que hoy existen varias decenas de carreras funcionando en Rivera y Tacuarembó y miles de estudiantes formándose en estos departamentos. Recordó a los estudiantes que «como cualquier Universidad que se precie esta es una institución horizontal donde docentes, estudiantes, funcionarios y egresados, aunque con roles distintos, somos pares. Ustedes no son solamente receptores de conocimientos que los docentes van a estar impartiendo sino que son parte de las decisiones que toma la Universidad de la República, por tanto siéntanse en derecho y obligación de participar, cuestionar, reflexionar y proponer cosas distintas», subrayó Arim.

Destacó que este año la Universidad tiene 591 nuevas inscripciones en la región Noreste, «lo que muestra la efervescencia y la consolidación de esta experiencia». Aseguró a los estudiantes que «la formación que ustedes reciben hoy está en idénticas condiciones a Montevideo en materia de calidad de conocimientos y en mejores condiciones en términos de la relación con los docentes. El entorno es más directo y sin duda más sencillo».

Por su parte, Xavier informó que «esta nueva carrera es en gran parte una creación propia de este centro universitario regional, esto no fue algo que nació en Montevideo y lo pensamos para Tacuarembó sino que nació desde esta región». Esto se corresponde con una lógica institucional muy marcada respecto a la descentralización como forma de democratizar el acceso a la educación superior, agregó, por eso los esfuerzos de la Udelar se han concentrado en ofrecer la mayor diversificación posible de ofertas radicadas en los diferentes centros universitarios regionales. 

Colina recordó a los nuevos estudiantes que la Udelar discutió y planificó su desarrollo en el interior entre 2005 y 2007. En la actualidad, cuando desde esos inicios ha transcurrido un tiempo corto para una institución como la Udelar, «cuenta ya con tres centros regionales muy potentes que hace menos de quince años no tenían más de 2500 estudiantes; hoy llegamos a los 25.000 estudiantes en todo el interior», destacó. Por su parte, la directora del Cenur Noreste, Isabel Barreto, elogió «la valentía de los estudiantes por iniciar una vida universitaria, por el compromiso con la Universidad, con su carrera y para construir su futuro». «En la Universidad de la República todos somos parte de un engranaje necesario que funciona con todos», afirmó. 

Apuesta de desarrollo en el territorio nacional

Posteriormente las autoridades se dirigieron a la clase de la carrera Ingeniería Forestal para dar la bienvenida a los estudiantes. Allí el rector explicó que esta no es una carrera nueva pero sí una formación que la Udelar ha decidido fortalecer y consolidar con recursos genuinos a partir de 2022, porque únicamente se dicta en la sede Tacuarembó. Subrayó que los tres primeros egresados de esta carrera provienen de los departamentos de Colonia, Artigas y Rivera y que es bueno que la circulación de estudiantes no se dé solo del interior a Montevideo sino que también estudiantes de la capital del país emigren para formarse en el interior. «Nuestra vocación no es crear una oferta educativa de segunda en Tacuarembó y que se queden en el departamento solo los estudiantes que no pueden ir a Montevideo, sino construir oferta educativa terciaria y de calidad en Tacuarembó, en Melo, en Rivera, pero mirando hacia el país», expresó el rector. Resaltó que todos los egresados de esta carrera están trabajando, lo que demuestra que hay demandas importantes hacia esta formación.  

Durante la jornada el rector continuó conversando con los nuevos estudiantes de la Universidad y se dirigió a quienes cursan la carrera de Tecnólogo en Administración y Contabilidad (TAC), que comienza su onceava edición en el departamento. Comentó que hace 11 años la Universidad no contaba con una sede local propia y la mayoría de los docentes viajaban desde Montevideo. Hoy la Udelar está instalada allí con una institucionalidad consolidada, con autoridades y un campus propio que comparte con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), y hay decenas de docentes radicados en Tacuarembó, Rivera o Melo para sostener esta apuesta de desarrollo en la región. «Estamos cosechando los frutos de apuestas difíciles e inciertas que un conjunto de actores universitarios realizaron hace poco más de una década», expresó Arim. 

El rector agregó que el propósito de la Udelar es junto a la sociedad de la región «ir al encuentro de nuevas necesidades y nuevos desafíos y cumplir con algo que Uruguay se debía hace tiempo: tener educación terciaria superior y de calidad en el territorio nacional». Señaló que quedan desafíos por delante como incorporar nuevas carreras de grado y posgrado y la radicación de nuevos docentes en las ciudades del Cenur Noreste.

Por su parte Xavier dijo a los estudiantes que «es un enorme privilegio ver una clase como esta, ver la dinámica que los docentes son capaces de generar y a las que ustedes se suman en un grupo donde se trabaja en igualdad. Es una excelente demostración de que estamos construyendo Universidad en el territorio y acorde a sus características». Destacó también la instancia de intercambio que hubo el mismo día con las autoridades de la Intendencia de Tacuarembó que les permitió «reafirmar compromisos mutuos», entre ellos resaltó la importancia de la Residencia Estudiantil del departamento y la inquietud que surgió en la reunión de instrumentar en la región una formación de la FCEA que sea también un apoyo a microemprendimientos. 

Colina también dio la bienvenida a los estudiantes y agradeció a los docentes que «siempre están poniéndole el hombro a la clase». Recordó a los estudiantes que «son parte de la Universidad de la República» y como integrantes del orden estudiantil conforman el cogobierno universitario, «por tanto todo lo que tiene que ver con la gobernanza de la Universidad los implica directamente». Les invitó a integrar comisiones y a involucrarse con los temas de su centro de estudios y de toda la Universidad. 

«Están ingresando a una de las etapas más lindas de su vida»

El martes 21, la gira continuó en el Cenur Litoral Norte y el rector participó de la bienvenida a los estudiantes de las nuevas carreras Analista en Computación y Licenciatura en Computación que se dictan en la sede Salto. La primera de estas corresponde a un título intermedio de la licenciatura. Arim destacó que en estas opciones hay más de 100 inscriptos y para la Udelar esta «es una apuesta a seguir intentando desarrollar capacidades universitarias en todo el territorio». Resaltó que este Cenur es el espacio universitario fuera de Montevideo con mayor desarrollo, cuenta con carreras completas en todas las áreas del conocimiento y esta incorporación formativa es un avance importante. Agregó que esta implicó un gran esfuerzo de los equipos docentes que armaron esta carrera y que son los que sostienen estas ofertas «a veces con una sobrecarga de trabajo importante o sin contar con los recursos razonables». 

Subrayó que esta nueva formación «se ha sometido a una evaluación académica sistemática, junto con otras que no fueron electas» y esto permite asegurar que «estamos en condiciones de sostenerla con los mismos estándares de calidad que en Montevideo». Destacó la importancia del desarrollo universitario en el interior del país, que «no es para construir oferta de segundo nivel». El rector finalizó agradeciendo a los nuevos estudiantes que hayan asumido este desafío, manifestando su alegría por el número de inscripciones y dando la bienvenida a los estudiantes. 

También estuvo presente en la bienvenida Daniel Callegari, director de la carrera, quien manifestó su apego por Salto y Paysandú y expresó que «es muy lindo poder abrir la carrera en una modalidad innovadora para potenciar lo que existe en el territorio y para facilitar que otros contenidos puedan instalarse en esta región». Asimismo valoró como muy positivo que 100 personas vean en esta carrera una oportunidad interesante y ofreció su apoyo a los estudiantes para resolver dudas o inconvenientes que se les presenten. Les contó que el profesor Gastón Notte, quien también estaba en la sala y es coordinador de la carrera en Paysandú, estará a disposición para lo que necesiten con respecto al nuevo desafío que emprenden.

Juan Romero, director de la sede Salto, indicó que su cargo es circunstancial ya que la Udelar es cogobernada, cada cuatro años renueva sus autoridades y los estudiantes forman parte del gobierno universitario por lo que les invitó a ser parte. Destacó la importancia de los nuevos estudiantes para la continuidad del funcionamiento del Cenur y manifestó su alegría por su ingreso. Además, remarcó la importancia de que los estudiantes elijan un delegado de clase para que puedan presentar sugerencias y cualquier planteo referente al desarrollo de sus cursos, «contamos con el apoyo de ustedes», expresó.  

Colina señaló que la CCI es la responsable de llevar adelante las políticas de descentralización de la Udelar y les contó que también es del interior: «soy de Paso de los Toros pero vivo en Salto desde hace 12 años, dirijo un grupo de investigación, me vine a descentralizar y a trabajar por el interior», apuntó. «Ustedes empezaron una etapa de la vida en la que son parte de la estructura universitaria porque van a tener un mecanismo de intercambio a través de las delegaciones estudiantiles que están en las comisiones de carrera y en contacto con los departamentos académicos, y esto sirve como resorte para que planteen problemas y soluciones», indicó. Sostuvo que esta etapa de formación no se limita sólo a adquirir los conocimientos académicos sino que también implica «que se transformen en universitarios». Alentó a los estudiantes a que vivan la Universidad la República, que convivan dentro de ella, «para saber por qué somos cogobernados y por qué otras instituciones no lo son». En este sentido, les recordó que en el órgano máximo de dirección de la Universidad, el Consejo Directivo Central, hay una delegación estudiantil que discute los temas al mismo nivel que los docentes, los egresados, los decanos y el rector: «ustedes son parte de esto», expresó. 

Riqueza en la diversidad

Colina explicó que una particularidad del Cenur es que los estudiantes de esta nueva carrera van a convivir con los de otras formaciones de la institución como Ciencias Sociales, Derecho o Ciencias Hídricas y por eso les contó que «en el Cenur ustedes conviven en una especie de mini universidad y van a ver que eso es muy interesante, es parte de lo rico de la construcción Cenur, algo que no se da en Montevideo y que es una experiencia enriquecedora». Finalizó alentando a los estudiantes a ser perseverantes para avanzar en su carrera, a «no frustrarse en la primera de cambio, pensar que esta es una carrera de largo aliento y llega el que persevera».

Por su parte, Mauricio Cabrera, director regional explicó a los estudiantes las características del Cenur. Celebró esta recorrida de las autoridades de la Udelar para dar la bienvenida a los estudiantes de carreras nuevas en el interior que «son apuestas grandes que hizo la Universidad; es un gran desafío para nosotros mantener estas formaciones y asegurarlas con calidad, al mismo tiempo que atendemos una demanda que estaba latente desde hace tanto tiempo tanto en Salto como en Paysandú», aseguró.

Destacó que los estudiantes ingresan con diferentes trayectorias curriculares, algunos por ejemplo ya habían ingresado al Cenur para cursar el Ciclo Inicial Optativo Científico Tecnológico, por ello «tenemos el desafío de combinar esas diferentes trayectorias y también la articulación a nivel regional porque tenemos clases en Salto y en Paysandú». Valoró que esta carrera les presenta a los estudiantes no sólo el desafío de estudiar, sino también el de aprender acerca del funcionamiento de la Universidad, que tiene una institucionalidad diferente a la de la enseñanza media. 

«Están ingresando a una de las etapas más lindas de su vida, el ser universitario no sólo nos da una formación profesional sino la oportunidad de compartir con pares, además de sentir la Udelar como su institución y adueñarse de ella. Valoramos la riqueza aquí en el Cenur de que los estudiantes pertenezcan a áreas diversas», les animó a los nuevos estudiantes. 

Los comentarios están cerrados.