El profesor Trabucco manifestó que «con la Universidad de la República tenemos un convenio específico de colaboración para trabajar con la Facultad de Artes y hoy estoy en el PIM, tanto para conocer el Programa y su metodología de trabajo como para difundir lo que estamos haciendo en el sur austral de Chile, en ese vínculo de ejercicio y promoción de garantía de derechos desde la Universidad pública». Destacó que traía para compartir algunas experiencias en las que además la Udelar ha participado, como los programas de diplomatura con beca completa, la línea de educación artística y gestión cultural, «como una forma en la que contribuye la Universidad pública chilena con el ejercicio de la garantía de derechos en el sur de Chile». 

¿Cuáles son las principales diferencias entre el modelo de la Universidad de los Lagos en Chile y el de la Universidad de la República?

Una de las principales diferencias para Trabucco es que Uruguay reconoce a la Udelar como su universidad pública, «como parte del ecosistema del Estado». Entiende que por esto existe «una relación importante de apoyo y entendimiento de que la educación pública es un pilar fundamental para el devenir de la sociedad». En el caso de Chile, el Estado no reconoce en sus 18 universidades públicas ese aporte y esa contribución y el país arrastra una carencia importante en el sistema de universidades estatales, desde hace más 50 años. Este sistema ha pasado a ser en la actualidad muy competitivo y esta es una de las características que algunos actores universitarios como ellos,  trabajan para revertir. No existe tampoco en Chile con sus universidades públicas el diálogo que se da  entre la Udelar y el Estado. Por otra parte señaló que siente que en Uruguay a través de la propuesta del PIM, entre otras experiencias de la Udelar, «se diluye la frontera entre comunidad y Universidad». «Creo que tenemos muchas similitudes con respecto a entender el rol y el aporte de la comunidad, en la Universidad, más que el aporte que esta hace a la sociedad, es la comunidad la que hace Universidad». «Esta contribución a lo público es lo que nos une», afirmó. 

¿Qué es lo que más te llamó la atención de este modelo de la Udelar para desarrollar la extensión?

Resaltó que viene colaborando con la Udelar hace casi 10 años a raíz de la voluntad del decano de Facultad de Artes, Fernando Miranda, «de unir los sures». 

El vínculo de Trabucco con Uruguay surge gracias a la Asociación Internacional de Educación a través del Arte (INSEA), a partir de una lista que la presidencia de esta asociación le envió desde Portugal donde estaba radicada en aquel entonces, le envió una carta en 2015 a Fernando Miranda invitándolo a dar una conferencia en Chile, instancia en la que tuvo la oportunidad de conocer el modelo de Universidad en Uruguay y me enamoró esa concepción de universidad pública que tiene mucho que ver con lo que encarnamos quienes  trabajamos en este fortalecimiento de la educación pública en Chile». Esta colaboración con la Udelar ha derivado en que han ampliado la mirada sur con la que llegaron y han surgido a propuesta del decano de la Facultad de Artes otros territorios para abordar otras discusiones vinculadas con el sur, como la Universidad de Granada a través de su Facultad de Bellas Artes, con la que han hecho trabajos en conjunto con la Udelar, entre ellos codirigir la quinta edición de un congreso internacional que se realizó en el Archipiélago de Chiloé, donde participó el equipo de la Udelar planteando actividades articuladas con la comunidad, las que muchas veces se realizaron navegando en el maritorio del sur en una bibliolancha. 

En esta instancia Trabucco además de presentar en el PIM el trabajo que lidera en Chile, vino para conocer el Programa Integral Metropolitano al que visitaba por primera vez. El objetivo es que el PIM colabore con la Universidad de los Lagos en la redacción de la estrategia, que tienen comprometida con el Ministerio de Educación de Chile, para establecer el vínculo con las comunidades. 

En la Universidad de los Lagos se desarrollan distintas líneas de acción, entre ellas una academia de arte y cultura que se encarga de generar talleres de folklore, teatro, literatura y pintura. Más allá de esto, la estrategia institucional en arte, cultura y patrimonio, coincide más bien con la participación de la ciudadanía, en el acceso a la formación por ejemplo. Es así que cuentan con programas de formato de diplomatura, gestión cultural y educación artística, con beca completa. También realizaron una serie de documentales, en la que fue la comunidad del Archipiélago la que le dijo a la Universidad lo que se requería visibilizar y así aparecieron temáticas como los abusos, el extractivismo y la postergación del Estado ante territorios que históricamente han demandado la participación. 

«Creo en la unión del sur a través de las universidades públicas, creo que tenemos desafíos y brechas comunes, en ese sentido en mayor o menor escala los problemas de Uruguay son los problemas de Chile y creo que encuentros como este generan una común unión de situaciones que hay que enfrentar en colectivo».

Los comentarios están cerrados.