Mombrú, también decano de la Facultad de Química, manifestó entusiasmo y expectativa por este convenio: «la aceptación del gobierno de la República Popular China de trabajar con Uruguay y con la Universidad de la República en esta temática es algo que nos enorgullece mucho» señaló. El trabajo con la comunidad científica china, de altísimo nivel de desarrollo, «va a dar solamente beneficios», afirmó, «sin duda también es un espaldarazo para la Universidad de la República porque evidentemente ellos hacen sus búsquedas y han notado que aquí en Uruguay hay un nivel adecuado para trabajar en estos temas». 

Terapias inteligentes

Este laboratorio conjunto trabajará en cuatro líneas de investigación: nanomedicina, sistemas inteligentes para el suministro de medicamentos en el organismo, biomateriales, implantes y tejidos inteligentes, explicó. 

La participación de la Facultad de Química no será exclusiva, aclaró, «nos interesa que esta oportunidad sea aprovechada por la comunidad científica nacional, queremos empezar un camino aglutinante en algo que es amplio, que es de futuro y que tiene implicancias tecnológicas muy claras. Creemos que esta asociación desde el punto de vista de conocimiento, desde el punto de vista técnico, por lo muy bien posicionada que está la comunidad científica china en estas áreas, sin duda va a ser de gran beneficio para nuestro país». 

Este acuerdo comenzó a gestarse en 2019, explicó, durante la tercera sesión de la Comisión Mixta bilateral en Ciencia y Tecnología (III COMMIX), liderada por los ministerios de Ciencia y Tecnología de la República Popular China y de Educación y Cultura de Uruguay. Mombrú comentó que la Udelar fue invitada a esa reunión: «nosotros pusimos sobre la mesa precisamente el tema bionanofarma», ya que en aquel momento nuestro país comenzaba a transitar en este campo, particularmente en investigaciones sobre soja en un trabajo conjunto entre la Udelar y el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA). Esto fue un estímulo para que el área de bionanofarma fuera declarada de interés para la colaboración entre Uruguay y China, planteó. 

En adelante, la Udelar trabajó en la elaboración de documentos hacia la concreción de un acuerdo; las conversaciones binacionales avanzaron y en noviembre de 2022 se realizó la IV COMMIX, que aprobó la creación de este laboratorio conjunto, explicó Mombrú. 

Círculos virtuosos de crecimiento

Para el desarrollo de este laboratorio la República Popular China realizó una convocatoria a instituciones científicas que cierra el próximo 20 de diciembre, indicó el vicerrector. Por esta razón «recibimos numerosos contactos desde diversas instituciones, todas de muy buen nivel, que están muy interesadas en participar como contrapartida por el lado chino y trabajar en este tema», informó. Se trata de institutos de investigación, algunos hospitales y universidades de excelente nivel que podrán impulsar fuertemente la construcción científico tecnológica en nuestro país, porque en base a redes, a la cooperación y a funcionamiento colectivo en lo local y fundamentalmente en lo internacional, se crean «círculos virtuosos de crecimiento», afirmó, «sin duda estamos sembrando algo que va a ser muy importante». Destacó que el país asiático es pionero en estas áreas de investigación e innovación, lo que se acompaña de la generación de un gran número de patentes con impacto a nivel mundial.

Mombrú explicó que en Uruguay, este laboratorio irá sumando paulatinamente investigadores e investigadoras de distintas Facultades de la Udelar y de otras instituciones científicas como el Institut Pasteur de Montevideo y el Instituto de Investigaciones Clemente Estable. Además, desde un punto de vista tecnológico y comercial, las áreas de la bionanofarma «son tremendamente pujantes», señaló, «nuestra intención es precisamente que todo el sistema productivo nacional de estas temáticas se enriquezca y creemos que una asociación de este tipo es muy estratégica».

Respecto a los usos de esta tecnología, que son muy numerosos, explicó que en la salud humana se destaca su aplicación en quimioterapia, «generalmente se suministra un medicamento que actúa en todo el organismo a la vez, todos conocemos que son momentos muy complicados para las personas, pero con la bionanofarma el mundo va hacia terapias mucho más inteligentes en las que se puede dirigir el agente hacia un tumor, que va a actuar para lograr la curación deseada sin que afecte otro tipo de tejidos». 

Por último, Mombrú informó que junto al rector Rodrigo Arim y otras autoridades de la Udelar, visitará la República Popular China durante los primeros días de diciembre para una extensa recorrida por importantes centros académicos y científicos. Allí «nos reciben con mucha avidez y con muchísimo respeto, como pasó cuando fuimos en 2019», planteó, «estamos con las mejores expectativas para que este viaje sea muy productivo, así que la Universidad de la República, con su desafío y su compromiso de siempre estar al servicio de la sociedad, una vez más da este paso que creemos que va a ser muy beneficioso».

Los comentarios están cerrados.