Mónica Sans obtuvo el premio L’Oreal-UNESCO «Por las Mujeres en la Ciencias»

La Sociedad Uruguaya de Genética (SUG) otorgó el premio L’Oreal-UNESCO «Por las Mujeres en la Ciencias» a la doctora Mónica Sans por su proyecto «Filogeografía de cromosomas Y para la comprensión del origen y relaciones de los indígenas del Uruguay y sus descendientes».

En líneas generales, el premio tiene como objetivo fomentar el desarrollo de las mujeres que han dedicado su trabajo y estudios a la ciencia. Reconoce a las científicas, líderes de proyectos de investigación, que contribuyen al progreso del conocimiento científico y benefician a la sociedad. Mónica Sans es doctora en Ciencias Biológicas por la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República (Udelar). Se ha dedicado a investigar sobre la genética de poblaciones humanas actuales y pasada. Desde la década de 1980 investiga sobre la ancestría y mestizaje en la población uruguaya y en poblaciones latinoamericanas. Su aporte se magnifica tras el hecho de constatar que no existían estudios sobre el tema en nuestro país puesto que se asumía la casi inexistencia de mestizaje, con una identidad nacional basada en el exterminio indígena y el escaso aporte africano en algunas regiones. Sans es miembro colaborador de la SUG y de la Asociación Latinoamericana de Genética y ha trabajado con varias universidades extranjeras. Fue presidenta de asociaciones latinoamericanas y uruguayas, miembro de consejos editoriales de revistas internacionales de alto impacto, asesora de llamados concursables de diverso tipo (proyectos, ascensos, cargos), tutora de estudiantes de grado y posgrado, investigadora del Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (Pedeciba). En la Udelar ocupó diversos cargos académicos y de gestión, incluso la dirección de la carrera interdisciplinaria de Biología Humana, del Departamento de Antropología Biológica y el Instituto de Antropología. El análisis de ADN antiguo ha contribuido a comprender el pasado y el presente poblacional. «Hemos logrado demostrar la continuidad de un linaje mitocondrial, denominado C1d3 y aparentemente local; el primer individuo del linaje vivió hace 1600 años en el este del Uruguay, y hemos ubicado siete personas contemporáneas que lo portan; también el cacique Vaimaca Perú poseía este linaje, lo que abre interesantes consideraciones acerca de la prehistoria e historia, y sobre la etnia charrúa. Parte de estos estudios se apoyan en la creación y perfeccionamiento del Laboratorio de ADN antiguo, que permite realizar la extracción y análisis de ADN mitocondrial; para confirmar los resultados y realizar otros análisis, hemos establecido colaboraciones con laboratorios de Estados Unidos. También hemos abordado otras problemáticas, como las características del aporte vasco o la historia mitocondrial de una antigua población guaraní», indica la investigadora en su CV.

Publicado el jueves 29 de agosto de 2019

Buscar un articulo