Investigación plural de colección

1 / 15
 Imagen de la galeria
2 / 15
 Imagen de la galeria
3 / 15
 Imagen de la galeria
4 / 15
 Imagen de la galeria
5 / 15
 Imagen de la galeria
6 / 15
 Imagen de la galeria
7 / 15
 Imagen de la galeria
8 / 15
 Imagen de la galeria
9 / 15
 Imagen de la galeria
10 / 15
 Imagen de la galeria
11 / 15
 Imagen de la galeria
12 / 15
 Imagen de la galeria
13 / 15
 Imagen de la galeria
14 / 15
 Imagen de la galeria
15 / 15
 Imagen de la galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria

Durante la 42.ª Feria del Libro de Montevideo, el viernes 11 de octubre se presentó la Colección Biblioteca Plural 2019 de la Universidad de la República (Udelar). Este año los libros abarcan temas tan diversos como la visión de la psicología en los procesos de educación o los códigos de vestimenta de las superheroínas en cómics; los autores agradecieron la oportunidad de presentar sus obras.

La Colección Biblioteca Plural se publica anualmente a partir de una convocatoria que realiza la Comisión Sectorial de Investigación Científica (CSIC), dirigida a investigadores de la Udelar que deseen difundir los resultados de sus trabajos de investigación. Cada obra es evaluada por un comité editorial que actúa en coordinación con CSIC; el proceso continúa en Ediciones Universitarias —una de las dependencias de la Unidad de Comunicación de la Udelar (UCUR)—, donde en diálogo con los autores un equipo se encarga de la corrección, el diseño y la distribución de los libros. En la presentación hicieron uso de la palabra el ex rector de la Universidad de la República (Udelar), Rodrigo Arocena, la prorrectora de Investigación, Cecilia Fernández, y el integrante de la Unidad Académica de la CSIC, Franco Laviano. Fernández comentó que la presentación era motivo de alegría y recordó que el evento se realizó a partir de una iniciativa de la UCUR. Agradeció en nombre de la CSIC por el aporte a la difusión de lo que allí se hace; la presentación «es una idea muy linda que ojalá podamos mantener cada año», concluyó. Arocena reflexionó acerca del encanto y vigencia de los libros a pesar de que tantas veces se anunció su desaparición. «Se suponía que las editoriales iban a desaparecer, en particular las editoriales universitarias, que los libros iban a desaparecer, pero cada vez hay más libros, cada vez más lindos, más interesantes y hasta hay universidades que se arriesgan a tener colecciones de libros», expresó. Explicó que, como uno de los más de doscientos autores publicados por la Biblioteca Plural, él mismo podía contar desde adentro el procedimiento editorial. Afirmó que los materiales son evaluados por personas que entienden de los respectivos temas, entendiendo a la evaluación «como proceso en el cual se aprende, parte de la investigación es ser evaluado». En este marco los evaluadores luego de reconocer la valía del material acompañan a los autores dando sugerencias, criticando, ayudando al proceso de creación. Arocena valoró la pluralidad de la colección, que se manifiesta en el trabajo editorial: se toman en cuenta distintos puntos de vista y se cubren todas las áreas del conocimiento. «La construcción de cultura es intrínsecamente plural y cuando no es plural no es una construcción de cultura», añadió. Indicó que la pluralidad no solo vale para las áreas en las que la existencia de puntos de vista diversos es evidente, como en ciencia política, sino también otras como la física. No hay ninguna rama del conocimiento ni de la cultura donde «las verdades queden decretadas como la caída de una guillotina, y ahí está lo que es aceptable y lo que no es aceptable», expresó. La pluralidad es un concepto que acompaña a la investigación científica y esta es una actividad imprescindible para que una universidad sea considerada como tal, afirmó, la creación de conocimiento a nivel avanzado es imprescindible para que la educación y el uso valioso del conocimiento tengan respaldo. Afirmó que «la Udelar hace investigación nacional de nivel internacional con vocación social», lo cual se refleja en la colección de libros que impulsa CSIC. Por su parte Laviano comentó que la «aventura» de publicar la Colección Biblioteca Plural comenzó a fines de los años noventa. En una primera época la CSIC evaluaba los materiales y los financiaba. Luego de una interrupción, las ediciones se retomaron poco antes de 2010 y a partir de ese año se organizó el trabajo generando esta colección. Esta no solo llega a todos los servicios de la Udelar sino también a muchas instituciones, en las que se han distribuido «más de 6000 libros». Reanudó la reflexión sobre la pluralidad mencionando las facultades, escuelas e institutos de la Udelar que han podido publicar lo generado por sus investigadores «en un formato de colección que presenta una identidad al público interno y externo de la Universidad». Destacó que los libros son evaluados «con mucha rigurosidad por investigadores nacionales y del exterior» y agradeció el trabajo de todas las personas que trabajan en la edición, diseño, corrección de estilo y distribución de los libros. Con su esfuerzo CSIC puede afirmar que ofrece «libros de calidad» a los universitarios y al público general. Escribir y mostrar En esta oportunidad se realizó la presentación de los libros que integran la Colección Biblioteca Plural 2019, a cargo de los autores. Esther Angeriz y Sandra Carbajal presentaron la obra Educación y Psicología en el Siglo XXI. Vol. 3; ambas fueron sus compiladoras, junto con Darío de León. Carbajal destacó que se trata de una construcción colectiva en la que participaron casi todos los integrantes del Instituto de Psicología y Educación de la Facultad de Psicología. Entre otras líneas de trabajo, este grupo de docentes se propuso realizar una publicación bianual donde dar a conocer sus investigaciones; esta es el tercera de ellas. El instituto lleva adelante el estudio de la psicología como una de las ciencias de la educación, subrayando la importancia de trabajar «desde la perspectiva del derecho a la educación». Esta idea atraviesa todo el trabajo que allí se realiza, indicó. Los focos de interés académico se colocan sobre los sujetos de la educación, las instituciones y la relación entre ellos, procurando aportar a las políticas públicas en esta materia. Angeriz aportó detalles del libro, que se divide en cuatro capítulos. El primero refiere a la primera infancia, en la atención de educación y cuidados; el siguiente presenta investigaciones sobre la educación primaria, abordando temas como la relación familia-escuela, los estudiantes y sus motivaciones, los docentes y su formación, entre otros. El tercer capítulo se enfoca en la educación media y la educación alternativa, analizando tanto las características de las instituciones como la relación de los estudiantes con las tecnologías y sus experiencias en el interior. En el capítulo relativo a la educación superior se trabaja sobre todo en el tema de la permanencia. Si bien es importante mantener el acceso libre y cada vez más abierto de los estudiantes a la Universidad, esto no alcanza, indicó, «queremos que permanezcan y para eso se trabaja». En el libro esta temática se aborda desde la perspectiva de los estudiantes y la de los docentes, explicó. Magdalena Bas y Felipe Michelini presentaron el libro Arbitraje de inversiones y derechos humanos: un análisis particular del caso Philip Morris contra Uruguay. Bas explicó que el derecho internacional se encuentra fragmentado, y que sus diferentes áreas —derechos humanos, derecho de las migraciones, derecho del comercio internacional, derecho de las inversiones, entre otros—, no tienen principios comunes. Como consecuencia estas áreas han comenzado a colisionar y obligan a los Estados que suscriben tratados internacionales a tener que elegir entre normas cuya aplicación es contradictoria. Como ejemplo planteó que mientras un tratado puede obligar a un Estado a proteger la reproducción de un capital, otro le impide hacerlo porque iría en contra de proteger la salud pública. Esta situación se dio en el caso Philip Morris contra Uruguay, así como en otros países con casos relativos al acceso al agua potable, al acceso a la vivienda o a la protección el medio ambiente. La autora dedicó el libro «a los estudiantes, porque son los que motivan la investigación para los que ejercemos la docencia directa». Son los que siempre se hacen preguntas, —la juventud ayuda a cuestionar, puntualizó—, y son las preguntas las que disparan las investigaciones. Coincidió con Arocena indicando que «la universidad que no investiga en realidad se queda afuera de la sociedad». Michelini señaló que el libro intenta hacer un aporte a la discusión y a la formación, no solo para juristas y abogados, en un área en que los uruguayos «somos altamente impactados y tenemos muy poca reflexión». El sistema de solución de controversias inversor-Estado parte «de la ilusión de que el Estado es omnipotente y lo puede todo», pero su marco jurídico se plantea erosionar sus capacidades regulatorias a efectos de garantizar el capital. Es un sistema «absolutamente deshumanizado», por eso el abordaje de este sistema conjuntamente con el de derechos humanos es un esfuerzo por alcanzar la síntesis que planteó Eduardo J. Couture en Los mandamientos del abogado: «Ten fe en el derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destino normal del derecho; en la paz, como sustitutivo bondadoso de la justicia; y sobre todo, ten fe en la libertad, sin la cual no hay derecho, ni justicia, ni paz», recordó. Cecilia Blezio, coordinadora del libro Lejos de preceder al punto de vista. Lecturas lenguajeras sobre Ferdinand de Saussure, agradeció el apoyo para publicarlo y expresó que una universidad que cumpla todas las funciones que le competen debe generar espacios para que los investigadores puedan difundir su trabajo. Señaló que el libro es producto de muchos años de trabajo sostenido de un grupo de investigación que incluye a docentes de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (FHCE) y también de Facultad de Psicología. Saussure ha conceptualizado ideas muy importantes acerca del lenguaje y la cuestión del sujeto, pero también ha generado un pensamiento fundador del estructuralismo, fecundo para el psicoanálisis y algunas vertientes en la enseñanza, indicó Blezio. En particular no dejó muchos textos escritos, su pensamiento fue expresado en borradores, cursos y conferencias y luego compilado a partir de apuntes de estudiantes y escritos de sus colaboradores. Por eso «su obra se nos presenta siempre abierta, siempre provocadora de lecturas posibles y con consecuencias que todavía no hemos calibrado» en diversas disciplinas de las humanidades, las ciencias humanas y sociales, señaló. Por su parte Luisina Castelli presentó Una etnografía de Pueblo Gallinal. Juventudes rurales y vínculos generacionales: entre el desarrollo agroindustrial, MEVIR y las transiciones a la adultez. La obra se basa en las investigaciones realizadas por la autora para su tesis de Maestría en Antropología de la FHCE. Castelli, oriunda de la ciudad de Paysandú, comentó que su interés en el tema tuvo origen en el relato de sus abuelos, que vivieron las transformaciones del mundo rural del Uruguay, en el que ocho o nueve décadas atrás «el peón y su familia vivían en una casa de terrón, donde para ir a la escuela o a la casa de un vecino se recorrían leguas y donde se trabajaba desde niño». Esto ha cambiado mucho, señaló, como consecuencia de políticas de educación y de vivienda, tales como el desarrollo de MEVIR, así como también por la instalación de agroindustrias. El evento continuó con las presentaciones de las obras Noches, relatos y huellas. Sexo/ Género en los boliches del Cordón, de Gabriel Eira Charquero; El Diseño de Indumentaria y la Comunicación en el Cómic: Códigos Vestimentarios de las Superheroínas, de Gerardo Martín Pérez Gutiérrez; Saber del cuerpo: una exploración entre normalismo y universidad en ocasión de la educación física (Uruguay, 1876-1939), de Raumar Rodríguez Giménez; y Realidad y Significado. Una perspectiva acerca del problema del realismo, de Ronald Teliz Feijo. Todos los autores agradecieron a la CSIC y a UCUR por la edición de las obras y por la oportunidad de presentarlas. Esta colección, así como decenas de títulos publicados por Ediciones Universitarias durante 40 años, se comercializan en el Centro de Información Universitaria (Av. 18 de Julio 1824), en Ferias del Libro de diferentes departamentos y en librerías de plaza.

Publicado el miércoles 23 de octubre de 2019

Buscar un articulo