Se inaugura Espacio Saludable abierto a la comunidad en Facultad de Química

1 / 10
 Imagen de la galeria
2 / 10
 Imagen de la galeria
3 / 10
 Imagen de la galeria
4 / 10
 Imagen de la galeria
5 / 10
 Imagen de la galeria
6 / 10
 Imagen de la galeria
7 / 10
 Imagen de la galeria
8 / 10
 Imagen de la galeria
9 / 10
 Imagen de la galeria
10 / 10
 Imagen de la galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria
Imagen de galeria

El 18 de diciembre se inauguró el «Espacio Saludable y de Bienestar de Química, Medicina y Bienestar Universitario» en la plaza Sarandí de la Facultad de Química de la Universidad de la República (Udelar). El espacio cuenta con un gimnasio al aire libre con varios módulos en los que se pueden realizar ejercicios de fuerza, flexibilidad, elongación y aeróbicos.

En el evento estuvieron presentes autoridades de la Facultad de Química, del Departamento de Medicina Familiar y Comunitaria de la Facultad de Medicina y del Servicio Central de Bienestar Universitario (SCBU) de la Udelar. También participaron representantes de la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular y del Muncipio C de la Intendencia de Montevideo. La instancia convocó, asimismo, a docentes, estudiantes y funcionarios de las facultades, a docentes de educación física del SCBU y a los niños que concurren a la sala de recreación de la Facultad de Química con su referente. Una valiosa oportunidad El decano de la Facultad de Química, Álvaro Mombrú, valoró como «una oportunidad muy importante para la institución la concreción de este espacio, porque permitió llevar adelante una actividad en conjunto y aprovechar la cercanía geográfica entre las dos facultades». Asimismo, posibilitó concretar una iniciativa que colabora con la salud de la comunidad de la zona, de los docentes, funcionarios y estudiantes universitarios. Además, permitió contar con un equipamiento que cumple las condiciones para realizar los ejercicios y estar a la intemperie los 365 días del año. Mombrú resaltó que si bien el gimnasio está en la plaza de la Facultad de Química «cualquier persona puede llegar a usarlo». En este sentido, subrayó el valor del espacio para los niños que asisten a la sala de recreación de la Facultad de Química. «Muy seguramente van a ser de los primeros usuarios de estos equipos, porque genera mucho entusiasmo, puede ser un momento de diversión y esparcimiento también para ellos», expresó. Un lugar para los más pequeños Jesica Maso es integrante de un equipo de trabajo de la cooperativa Homoludens que se ocupa de la atención de los espacios de cuidados, para los niños a cargo de funcionarios docentes y no docentes y estudiantes de la Facultad de Química. Señaló que la sala de recreación de la Facultad comenzó a funcionar en un primer período durante una semana del mes de diciembre de 2018. Las actividades de este espacio se desarrollaron en el 2019 durante el mes de febrero y en las vacaciones de julio y de primavera. Este período de la sala de recreación se inició el lunes 16 de diciembre, se extenderá durante una semana y es un instancia de adaptación para el espacio que se llevará adelante durante todo el mes de febrero de 2020. La sala incluye actividades recreativas diversas, entre ellas talleres de plástica y artesanías, cocina, ludoteca, cine, maquillaje artístico, globoflexia y papiroflexia, entre otras. Maso explicó que dentro de las propuestas que el equipo lleva adelante con los niños se encuentra la de «Un tiempo de jugar a...». En esta actividad los niños cuentan a sus compañeros juegos que les gustan y que ya conocen y salen a jugar al patio. En el marco, de esta propuesta se incluirá el espacio inaugurado en el evento de hoy para desarrollar los juegos. Espacio de integración Julio Vignolo, director del departamento de Medicina Familiar y Comunitaria de la Facultad de Medicina, indicó que la iniciativa del gimnasio al aire libre surgió cuando una de las docentes del Departamento, Paula Díaz, realizó la coordinación con las distintas instituciones y los decanatos de las facultades de Medicina y Química, para la elaboración de este proyecto. El director consideró que el espacio permitirá no solo promover la salud de las personas sino también la integración. En este sentido, se prevé que sea disfrutado por la comunidad y por la población universitaria de ambas instituciones, la cual podrá realizar allí la pausa activa (por ejemplo, un corte en la jornada laboral con fines de ocio y movimiento en la mitad del horario, que incluye un lapso de ejercicio o deporte). Expresó que la propuesta es el principio de un camino que apunta a generar algunos de los instrumentos y herramientas para cumplir un viejo sueño: el polo universitario. Se refirió a que en el marco de este antiguo proyecto, se piensa no solo en las dos facultades cercanas entre sí, sino también en otras instituciones próximas como el Palacio Legislativo, el Mercado Agrícola de Montevideo y en las posibilidades de la zona en la que se registra un importante crecimiento. Trabajo conjunto La médica de familia Paula Díaz, docente de la cátedra de Medicina Familiar y Comunitaria de la Facultad de Medicina, relató que el espacio surgió a partir de la idea de la cátedra, de presentarse a un concurso de la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular. El premio de esta convocatoria era un gimnasio al aire libre. Se compartió la propuesta y se invitó a participar a las áreas de arquitectura de la Facultad de Química y Medicina, al Municipio C, a la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular y al SCBU. A partir de instancias de trabajo, estas instituciones elaboraron un proyecto que se presentó al llamado de la Comisión, el cual resultó ganador del concurso. Díaz valoró esta iniciativa como un puntapié inicial de un proceso en el que se seguirá promoviendo la salud y el bienestar de la comunidad y de los estudiantes, docentes y funcionarios de las dos facultades. Salud, bienestar y calidad de vida Gabriela Pacci, presidenta del SCBU, expresó que para Bienestar «este es un proyecto muy importante e inédito», ya que une objetivos y perspectivas de las dos facultades en lo que respecta a la salud, el bienestar y la calidad de vida para la comunidad universitaria pero también para la población de la zona. Señaló que la propuesta va a permitir desarrollar otras acciones estratégicas como trasladar a este espacio, los días que el clima lo permita, las instancias de gimnasia laboral que se llevan adelante semanalmente en las facultades de Química y Medicina. Resaltó la participación de los docentes de educación física del SCBU que en el evento explicaron el uso de los módulos de gimnasia y además, continuarán desarrollando actividades semanales en este espacio para promover el buen uso de los aparatos. Pacci añadió que Bienestar tiene previsto, asimismo, instrumentar en este espacio otras actividades como el ajedrez. El día del evento de inauguración los profesores del SCBU instalaron un tablero de ajedrez gigante de tela a un lado del gimnasio al aire libre. Ejercicio físico para todos Otra de las personas presentes en el evento fue Iván Duarte, docente del SCBU en el área de deporte y encargado de las clases de gimnasia laboral para la Universidad. Señaló que el plan que vincula el área de deporte del SCBU con este espacio es destinar, por lo menos una hora semanal, para realizar actividades de gimnasia al aire libre en las que se expliquen y muestren algunos ejercicios. Aclaró que «las actividades son abiertas a estudiantes, docentes funcionarios universitarios y vecinos que quieran acercarse». Coordinación interinstitucional La coordinadora del Área Actividad física y salud de la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular, Cecilia Del Campo, médica deportóloga, explicó que es el cuarto año que se realiza el concurso y en esta edición este proyecto resultó ganador entre casi cuarenta trabajos que se presentaron. Resaltó la singularidad de la iniciativa por surgir de una propuesta interinstitucional que vincula organismos estatales como la Comisión y el Municipio C con la academia y la comunidad educativa. Asimismo, subrayó que «si bien de noche el espacio permanece cerrado, durante la mañana y la tarde está abierto no solo a la población universitaria sino también a la comunidad». Del Campo resaltó la importancia de la coordinación en conjunto de tantas instituciones en pos de este emprendimiento al que valoró como un hito. Consolidar acciones La alcaldesa del Municipio C, Susana Rodríguez, marcó la importancia para la zona de la concreción de este espacio y resaltó la necesidad de consolidar y continuar esta iniciativa y otras similares. ¡A disfrutar del espacio! Finalizadas las palabras de las autoridades de las instituciones participantes en el proyecto, los docentes del SCBU explicaron a los presentes cuales eran los músculos y partes del cuerpo que ejercita cada uno de los aparatos y mostraron su uso correcto y los niños que concurren a la sala de recreación de la Facultad fueron los primeros en probar los aparatos e inaugurar este nuevo espacio.

Publicado el miércoles 18 de diciembre de 2019

Buscar un articulo