×

Unidad Central
sobre violencia, acoso y discriminación
(UCVAD)

Teléfonos: 091 085 060 – 2408 7051
Secretaría UCVAD:
secretaria-ucvad@udelar.edu.uy
Comisión de acoso
ccvad@udelar.edu.uy

Unidad central:
ucvad@udelar.edu.uy

Reflexión y presentación de la primera Encuesta de prevalencia sobre violencias, acoso y discriminación de la Udelar




El 10 de agosto se llevó a cabo en el Paraninfo de la Universidad de la República (Udelar) la actividad «Por una Udelar reflexiva y activa ante el acoso, la violencia y la discriminación».



gestion-rectorado

En el evento, que se trasmitió en vivo a través del canal de Youtube de la Udelar, se presentaron los resultados de la primera Encuesta de prevalencia sobre violencias, acoso y discriminación en la Universidad de la República. Además, destacadas académicas de la institución brindaron claves para analizar estos resultados. 

La apertura de la actividad estuvo a cargo del rector de la Udelar, Rodrigo Arim y el prorrector de Gestión de la Universidad, Luis Leopold.

«Un proceso de búsqueda»

Arim señaló que este trabajo es parte de un proceso, «de un camino escabroso que presupone reconocer como institución problemas que hace no tantos años atrás se vivían y asumían como vínculos interpersonales de los que la Universidad estaba ausente, funcionaban una especie de vacío institucional». Explicó que años atrás la violencia y el acoso eran percibidos en la Udelar y en la sociedad en general como eventos en el espacio de lo privado, que las políticas públicas y las instituciones debían abstenerse de analizar. Consideró que estos paradigmas vienen cambiando principalmente por impulso del movimiento feminista, y que este cambio ha sido lento y dubitativo; «lo que tenemos hoy es un proceso de búsqueda y no de llegada», expresó.  

El mundo académico a escala global se pregunta ¿Cómo enfocar y desarrollar marcos institucionales que nos permitan construir ámbitos de estudio y de trabajo sanos, donde ni la violencia ni el acoso estén presentes como parte de la vida cotidiana?, indicó Arim. Distintas universidades de la región y del mundo están buscando soluciones, acotó, que combinan distintos elementos como mecanismos cautelares, de intervención temprana, de descripción explícita de cuáles son las pautas de conducta aceptables e inaceptables en la vida universitaria a través de códigos de ética que se incorporan en la vida cotidiana. En este sentido señaló que la Udelar no tiene aún un código de ética pero se ha propuesto desde hace algunos años avanzar en la construcción de este instrumento. 

También destacó la necesidad de contar con «dispositivos de tratamiento formal y garantista cuando emergen situaciones que requieren el señalamiento, la sanción e inclusive enfoques punitivos, bajo la óptica general de que en lo que tenemos que avanzar es en la construcción de elementos preventivos». En los casos en que estos no sean una barrera suficiente para los fenómenos vinculados al acoso y la violencia general en ámbitos laborales y estudiantiles, la institución debe contar con mecanismos garantistas que den elementos para la investigación y la sanción; de hecho la Udelar los tiene, expresó. Agregó que los mecanismos institucionales que se ven en el mundo son en general de denuncia temprana, de solicitud de apoyo, si el denunciante lo habilita puede derivarse a sumarios o sanciones administrativas.

Sin embargo en este tipo de problemas, que son difíciles de detectar, de identificar y de probar, las regulaciones que habitualmente se aplican en la Udelar en casos de faltas institucionales no son siempre efectivas, observó. Por tanto es necesario generar una malla de políticas institucionales que comiencen en la prevención, la comunicación, la descripción de pautas de conducta, en la generación de mecanismos que habiliten la detección temprana y mecanismos cautelares que no sean disciplinares, afirmó, esto implica admitir que las instituciones pueden tomar algunas medidas para evitar posibles daños al mismo tiempo que generar mecanismos garantistas a la hora de avanzar en procesos de corte más disciplinario.

Analizando lo que pasa en la región y en el mundo en este tema «estamos en una etapa de prueba», destacó, «no estamos ante un elemento que esté consolidado, no está definida la institucionalidad, las normas, las pautas más adecuadas para atender los temas de acoso y violencia, todavía no hay soluciones comprobadas ni paradigmas alternativos que puedan funcionar con lógicas distintas».  Resaltó que la Udelar ha innovado, cuenta con marcos nuevos para afrontar esta problemática pero le queda «un largo camino por recorrer y muchos elementos para completar y corregir en el proceso a través de la aplicación de una de las herramientas académicas, la evaluación». Esa evaluación debe ser metódica, agregó, debe permitir entender lo que funciona y lo que no, y entre lo que no funciona, discernir qué aspectos tienen que ver con diseños institucionales y cuáles con procesos mal implementados. Acotó que otro de los insumos que se ha propuesto generar la Udelar para atender a este tema es la información y en este marco se ubica la encuesta que se presentó en este evento. 

«Aportar ejemplos al país»

Leopold destacó que esta instancia significa «permitirnos celebrar el trabajo hecho, cómo hemos llegado hasta aquí y hacer un alto para proyectar». Recordó que en abril de 2021 con la entrada en vigencia de una nueva ordenanza a la Udelar se le planteó el objetivo de un nuevo diseño organizativo para implementar una política. Esta no solo implica el trabajo técnico de la Unidad central sobre violencia, acoso y discriminación (UCVAD) sino también el trabajo en red de los distintos equipos técnicos de la Universidad que abordan este tema y la conexión de los distintos aportes académicos y técnico profesionales de alto nivel con los que cuenta la institución. Destacó el trabajo que se está realizando con el aporte de la Dirección General de Jurídica para continuar consolidando la perspectiva de abordaje de estos temas. «Este trabajo nos ha entusiasmado y nos ha brindado elementos racionales, acerca de todo lo que es necesario y posible abordar en esta temática», expresó. 

Señaló que el prorrectorado de Gestión es responsable de la implementación de esta política de la Udelar y en este marco es muy importante que trabaje coordinadamente con la CCVAD para el enfrentamiento de las problemáticas del acoso y la violencia. También es necesario que brinde, en la medida de las posibilidades institucionales, el respaldo a los equipos técnicos de modo que «asesoren a la institución para que tome las mejores decisiones en la prevención y en el tratamiento de las situaciones más dolorosas», afirmó. «Somos universitarios, estamos dispuestos a aprender permanentemente, somos esponjas en el aprendizaje, pero en el intercambio la Udelar tiene para aportar a otras instituciones y al país algunos ejemplos de caminos que estamos dispuestos a compartir, a socializar y que es bueno que el país, que otras instituciones transiten», concluyó.

La jornada continuó con diferentes mesas de intercambio sobre esta temática y la presentación de los resultados de la encuesta por parte de la Dirección General de Planeamiento. 

Vea video de la actividad:




Además


Nueva oficina: Unidad Central sobre Violencia, Acoso y Discriminación

Por motivo de la mudanza de nuestra oficina al Campus Luisi Janiki: pioneras universitarias

Comunicado

Actuaciones a nivel central y desde los servicios universitarios en cumplimiento con laOrdenanza de actuación ante situaciones de violencia, acoso

Prevención y acción frente al acoso, la violencia y la discriminación

Una delegación del Prorrectorado de Gestión y la Coordinación de la Unidad Central de Violencia, Acoso y Discriminación (VAD) de

Curso: Disidencias sexo – genéricas y corporales desde una perspectiva de Derechos Humanos

Hasta el martes 25 de julio están abiertas las inscripciones para el Módulo VI “Disidencias sexo – genéricas y corporales


Diseño: Equipo GCVC | Fadu. Edgardo Saracho, Carolina Ibarzábal - Coordinación: María Eugenia Ferreiro
Programación: Mag. Marcos García Aguirre