Instituto Confucio
Universidad de la República

乌拉圭共和国大学孔子学院

El Instituto Confucio de la Universidad de la República es un centro de enseñanza del idioma Chino Mandarín, difusión de la cultura china en Uruguay e intercambio y cooperación en educación y cultura entre Uruguay y China.

El instituto fue inaugurado en diciembre de 2017 y comenzó el dictado de sus cursos en 2018. Su creación fue posible a partir de la firma de convenios por parte de la Universidad de la República con la Universidad de Qingdao y la Sede Central de los Institutos Confucio.

En la actualidad se dictan cursos de idioma abiertos a todo público en tres niveles, cursos a medida de las instituciones que lo requieran y cursos a estudiantes universitarios en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, mediante la coordinación con el Centro de Lenguas Extranjeras.

 

 

 

Últimas noticias

Información Institucional

Autoridades – Comisión de Administración

  • Presidente: Prof. Rodrigo Arim – Rector de la Universidad de la República.
  • Vice Presidente: Prof. Xia Dongwei – Presidente de la Universidad de Qingdao.
  • Prof. Emérito Cheung – Koon Yim – Director del Instituto Confucio.
  • Bi Xiaofen – Co – Directora del Instituto Confucio, designada por la Universidad de Qingdao.
  • Prof. Álvaro Rico.

Staff ICUdelaR

  • Prof. Emérito Cheung – Koon Yim – Director
  • Bi Xiaofen – Co – Directora
  • Adriana Gallo – Secretaria de Dirección y Coordinación de actividades culturales
  • Verónica Rebollo – Coordinación del Área Administrativa
  • Zhang Nan – Profesora voluntaria
  • Lucía Fajardo – Profesora local
  • Debora Li – Profesora local
  • Rubén Nuñez – Mantenimiento

Frases del filósofo chino Confucio

Saber que se sabe lo que se sabe y que no se sabe lo que no se sabe; he aquí el verdadero saber.

Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente.

¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.

Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.

Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes.

Debes tener siempre fría la cabeza, caliente el corazón y larga la mano.

Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.

Donde hay educación no hay distinción de clases.

Por muy lejos que el espiritu vaya, nunca irá más lejos que el corazón.

Soporte