Obras del Predio de la Salud en marcha

El 29 de agosto el POMLP presentó las obras que realizará en el Predio de la Salud, emplazado sobre la Av. Ricaldoni, muy cerca del Hospital de Clínicas. El nuevo complejo de edificios será utilizado por más de 10.000 estudiantes de las carreras universitarias del Área de la Salud.

La presentación se realizó en el Instituto de Higiene, con la participación de autoridades de la Udelar, la Intendencia de Montevideo y el gobierno nacional, así como docentes, funcionarios y estudiantes de los servicios del Área Salud. En el acto resaltó la presencia de un grupo numeroso de estudiantes de la Escuela de Parteras. Más tarde una de ellas, María José Spósito, descubrió una placa conmemorativa en el lugar de las obras, junto con Eduardo Laurito, arquitecto autor del proyecto, y Mario Lázaro, director del Servicio de Áreas Verdes de la Intendencia de Montevideo.

En la presentación la coordinadora del POMLP, Gabriela Fachola, explicó que el equipo a cargo del plan trabajó desde 2008 en el relevamiento de las necesidades edilicias de la Universidad en todo el país, de acuerdo con sus expectativas de desarrollo académico. En base a ellas elaboró un cronograma de obras que comenzó a ejecutarse en 2010 y continuará hasta 2020, y que comprende la construcción de más de quince edificios nuevos y ampliaciones de otros existentes en Montevideo, Tacuarembó, Rocha, Rivera, Maldonado, Paysandú, Salto y Treinta y Tres.

Según expresó Eduardo Laurito, el núcleo de edificios que comienza a levantarse en el Parque Batlle está destinado a la Escuela Universitaria de Tecnología Médica, la Escuela de Nutrición, la Escuela de Parteras y la Facultad de Enfermería. Además de áreas específicas, se construirán espacios de uso común. Laurito señaló que la idea de conformar allí un Predio de la Salud data de 1930, cuando el arquitecto Carlos Surraco —autor de los proyectos del Hospital de Clínicas, el Instituto de Higiene y el Instituto de Traumatología—, planificó un total de trece edificaciones vinculadas a la actividad médica en la manzana delimitada por Av. Italia, Dr. Manuel Quintela, Las Heras y Av. Ricaldoni.

En este sentido, Laurito destacó que en la elaboración de este proyecto fue determinante «contar con cierto paralelismo en la implantación que tenían los viejos edificios del arquitecto Surraco», y además se procuró «tener una estructura de funcionamiento muy clara desde el punto de vista circulatorio y de conexión de estos edificios». Añadió que el predio contiene monumentos edilicios y vegetales, que deben ser tratados de igual forma, por su carácter patrimonial.

El nuevo complejo tendrá un total de 19.000 m2. Se compone de dos edificios de seis y siete plantas, con espacios de administración, gobierno y uso académico; cuatro edificios de cuatro y cinco plantas para aulas de alta variabilidad y aulas especializadas, y un séptimo volumen que albergará servicios comunes. La estructura general mantiene la forma de peine de los edificios de Surraco.

La obra se construirá en cuatro etapas; la primera —que albergará a las escuelas de Nutrición, Parteras y Tecnología Médica—, culminará en 2015. El total de las obras previstas tiene un costo estimado de 36 millones de dólares.

Un logro del cogobierno

Norma González, directora de la Escuela de Nutrición, expresó en el acto que la obra «va a ser la culminación de un proceso en el que trabajó muchísima gente, docentes, estudiantes, funcionarios, graduados, durante mucho tiempo y con mucho esfuerzo». Entre las etapas de ese proceso, recordó las dificultades que se plantearon para la reubicación de las canchas de baby fútbol que se encontraban en el predio. Destacó la importancia que el proyecto le asigna a la circulación fluida de personas e insumos dentro del complejo, porque concentrará a «más de 10.000 estudiantes, alrededor de 1000 docentes y personal de apoyo».

Por su parte el maestro Óscar Gómez, subsecretario de Educación y Cultura, destacó la participación de los estudiantes en el proceso de crecimiento de la Universidad, porque son «un factor dinamizador de todos los proyectos». Añadió que todos debemos asumir la responsabilidad de «seguir construyendo más y mejor educación», y que eso implica abordar temas fundamentales como el presupuesto para la educación; «estamos convencidos que debemos construir las premisas para presupuestos que no se agoten en un modelo quinquenal, tenemos que construir para veinte años al mínimo, es la única manera de poder avanzar decididamente con concensos descifrados en la sociedad», manifestó.

El rector de la Udelar, Rodrigo Arocena, anunció que recientemente la Universidad firmó con la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) un acuerdo que posibilitará la construcción del primer campus conjunto del Sistema Nacional de Educación Pública en el departamento de Rivera. (Ver noticia). No obstante observó que existen dificultades internas en la Udelar, «porque la institución durante mucho tiempo estuvo acostumbrada sobre todo a sobrevivir, y era esa su primera tarea, un lugar de resistencia». Aunque están ocurriendo cambios, «todavía nos da un enorme trabajo articular una visión de conjunto», señaló.

El rector se refirió también a las dificultades externas, porque «hay sectores que no quieren reconocer cambios y logros en la Universidad, que reclaman ver los resultados en educación, y cuando esos resultados se muestran, parecen mirar para otro lado». Agregó que «estos son logros del cogobierno participativo y de la autonomía conectada de la institución, que busca sus iniciativas, busca conjugarlas, discute democráticamente y proyecta a largo plazo». En este sentido, subrayó que cuando en la Universidad cambian los cargos electivos, permanecen las propuestas de largo plazo, porque la democracia otorga «perdurabilidad y sustentabilidad a los procesos de cambio», algo que no sucede con otras maneras de dirigir las instituciones.

Arocena afirmó que los edificios que se inician serán un símbolo de la integración de todos los servicios del Área Salud, y anunció que por primera vez han sido asignados fondos presupuestales a las áreas académicas de la Udelar como tales, «para pensar sus planes de estudio en conjunto». El rector agregó que el proyecto representa el cambio «de la vieja Universidad construida por servicios separados entre sí, en la que cada uno que se esfuerza mucho, pero se relaciona poco con los otros».

Descargar presentación de la obra en pdf