Se habilitó en ex Alpargatas espacio de uso múltiple

En diciembre la Facultad de Medicina inauguró un área de usos múltiples acondicionada en la ex fábrica de Alpargatas. A la vez, la facultad conmemoraba 140 años de su creación presentando una muestra con objetos e imágenes históricas.

El local que funcionó como depósito de la ex fábrica de Alpargatas, que en total tiene 21.400 m2, está siendo remodelado desde 2003 por la Udelar para el uso de las facultades de Medicina y Química, a las que se asignaron sectores diferentes y a la vez comunicados. A medida que las obras avanzaron, se fueron entregando y habilitando diferentes espacios, es así que en el área que le corresponde la Facultad de Química ha instalado biblioteca, oficinas, aulas, laboratorios y otros espacios.

La Facultad de Medicina utiliza un sector del edificio sobre la calle José L. Terra, donde ocupa tres plantas que albergan 28 salones de clases de distintos tamaños y algunos espacios docentes, y en el que ahora se incorporó un espacio polivalente de más de 500 m2. Se trata de un sector en la planta baja que se utilizaba para la carga y descarga de vehículos de la ex fábrica, antes con grandes puertas metálicas, ahora con ventanales. Desde 2010 las obras de remodelación de este edificio están incluidas en el Plan de Obras de Mediano y Largo Plazo de la Udelar, que gestiona su financiación.

El área inaugurada se distribuye en dos niveles, con un espacio inferior que puede funcionar como un anfiteatro, y que además tendrá mesas y sillas. También se acondicionó un área apta para exposiciones, donde el martes se podían apreciar algunos objetos que conserva el Departamento de Historia de la Medicina de la facultad, como el primer electrocardiógrafo que se utilizó en los cursos y un libro de actas con el registro de los exámenes que rindieron los estudiantes entre 1904 y 1915. Junto a ellos se exhibían varios pósteres con trabajos realizados como cierre de los cursos de Trabajo de Campo y de Metodología Científica, de primer y sexto año de la carrera de Medicina. Además se habilitaron un sector de cantina y otros destinados a la venta de libros de la Fundación de Ediciones de la Facultad de Medicina (Oficina del Libro) y al servicio de fotocopias, una sala de informática, servicios higiénicos y un gran número de casilleros. El espacio cuenta con rampas para el acceso universal. En las próximas semanas estará directamente comunicado con otro similar ubicado en el ala que corresponde a Facultad de Química.

Alfredo Peláez, arquitecto de la Dirección General de Arquitectura de la Udelar a cargo de las obras, expresó en la inauguración que se buscó aprovechar las potencialidades del espacio y generar «una plaza para los estudiantes». Indicó que el edificio histórico de la facultad fue concebido para una población estudiantil mucho menor y para otra forma de vida, por eso actualmente se necesitan más lugares de convivencia, que no sean solamente de paso sino que propicien el encuentro y posibiliten otras actividades, como exposiciones y presentaciones artísticas. Señaló que «estos espacios polivalentes necesitan del compromiso o la contraparte de los usuarios» para su gestión y cuidado, y que cobran sentido «cuando uno se los empieza a apropiar». El proyecto arquitectónico fue realizado por Peláez, Ángel Nogueira y Lucía Facio, su ejecución tiene un costo aproximado de 10 millones de pesos.

Fernando Tomasina recordó el tiempo en que la facultad se planteaba las obras inauguradas como un proyecto remoto, durante el decanato de Ana María Ferrari. Afirmó que la Universidad «está siempre en obras, construyendo la institución», celebró la posibilidad de compartir colectivamente el recuerdo de los 140 años de la facultad y el estreno del nuevo espacio, con docentes, estudiantes y funcionarios.
De la historia de la facultad Tomasina destacó el trabajo «desde la lógica de la autonomía, del cogobierno, eso forma parte de nuestra historia y nuestra esencia, autonomía que nos permite tener libertad de pensar, libertad de opinar, que nos permite crecer contribuyendo al crecimiento social». Añadió que «este gran espacio libre recupera gran parte de ese espíritu, recupera el espacio del joven, el lugar donde los ciudadanos se encuentran, discuten y piensan».

La celebración culminó con la actuación de la murga La Funcionante, conformada a partir del Taller de Murga del Servicio Central de Bienestar Universitario. En el encuentro participaron el prorrector de Gestión Administrativa, Gustavo Giachetto, varios decanos y otras autoridades universitarias.

 

Inauguración espacio multifunción en ex Alpargatas
Inauguración espacio multifunción en ex Alpargatas