La apertura del evento contó con la participación del rector de la Udelar, Rodrigo Arim y del presidente del Consejo Directivo Central de la ANEP, Robert Silva. La moderación estuvo a cargo de Gabriel Kaplún, integrante del Comité académico de la Maestría en Enseñanza Universitaria. La presentación fue transmitida en vivo a través del canal de youtube de la Universidad de la República (Udelar). 

Kaplún dio la bienvenida a los presentes y manifestó su alegría por «la inauguración de dos actividades académicas muy importantes». Recordó que la Maestría va por la sexta edición; es una actividad que lleva mucho tiempo de cooperación institucional muy fuerte y muy importante para el país, entre el Consejo de Formación en Educación (CFE) y la Comisión Sectorial de la Enseñanza y el Área Social y Artística de la Udelar, agregó. Opinó que la Maestría en Enseñanza Universitaria podría llamarse «Maestría en educación superior», ya que en el comité académico de la formación participan personas que provienen de las dos instituciones. Asimismo los estudiantes también vienen de ambos mundos, el de la formación de docentes para la educación básica y media en Uruguay y el de la docencia universitaria. Comentó que el Doctorado en Educación es relativamente nuevo y actualmente se desarrolla en la segunda cohorte.

Arim se excusó por tener una participación muy breve en la actividad. El rector reivindicó este espacio interinstitucional en el que se comparten programas de carácter universitario y ofertas de formación vinculadas al conocimiento avanzado, como en este caso en educación superior. «Es un espacio que hemos cultivado y tenemos la obligación institucional y ética de seguir desarrollando», expresó. Este es un tema que ha venido hablando en varias ocasiones con las autoridades de la ANEP, Robert Silva y del CFE, Patricia Viera, «contamos con estas y otras dimensiones de colaboración en las cuales tenemos que seguir profundizando y avanzando para construir un verdadero sistema de educación pública en Uruguay», sostuvo, «construir conocimiento avanzado implica identificar áreas de colaboración y de investigación posibles y potenciales para mejorar nuestro quehacer colectivo y nuestra incidencia en el bienestar general de la sociedad y en particular entre los más jóvenes».

Para finalizar resaltó la importancia de iniciar estos posgrados con una conferencia que trata sobre la democratización del conocimiento avanzado, de la educación terciaria y superior y acerca de las reflexiones que deberían plantearse en la post pandemia. «Vaya si tenemos agenda y si hay temas acuciantes para el futuro de nuestras sociedades en este plano», expresó Arim. Añadió que Arocena ha producido libros recientes sobre este tema y sus reflexiones ayudan a pensar esta temática en claves que superen la contingencia y la inmediatez de la coyuntura, que es muy demandante. Concluyó que a la Universidad le interesa repetir este tipo de experiencias en otras ocasiones, en varias dimensiones del quehacer colectivo que tiene con la ANEP.  

Por su parte Silva expresó el gusto de participar en la instancia compartida con el CFE y la Udelar, «una institución que tanto queremos y tanto significa para el país», apuntó. Recordó que él mismo vino a estudiar en la Udelar desde el interior y fue el primer universitario de su familia. Resaltó que este es un momento muy importante para la educación en el país y en particular para la formación de docentes. Destacó la relevancia del desarrollo de las dos institucionalidades en forma colaborativa a partir de confianzas recíprocas, en un contexto de cambio permanente en el que es necesario avanzar para encontrar soluciones a múltiples problemas. Según su punto de vista la formación en educación y la universitaria son de igual naturaleza. En ese sentido, Silva considera que contar con una maestría en enseñanza universitaria, donde coinciden docentes, profesionales de la formación en educación y profesionales de la Udelar, es un logro a destacar.  «Es un trabajo que viene de antes y se ha mantenido en el tiempo y eso hay que valorarlo muchísimo», sostuvo. 

Kaplún destacó que la sala zoom del evento se encontraba repleta, entre los participantes se encontraban varios integrantes del comité académico de la Maestría y del Doctorado y los estudiantes de ambas formaciones. Informó que luego de finalizada la charla de Arocena se abriría un espacio de intercambio a través de las distintas vías. Presentó brevemente al ex rector, recordó que aunque su primer título es de matemático, junto con esa área que nunca abandonó su foco ha estado en los estudios del desarrollo y en particular el papel de las universidades públicas y el desarrollo. Resaltó que la trayectoria académica de Arocena no se ha caracterizado sólo por la construcción de ideas, estudios y publicación de libros y documentos, sino también por la acción. En este sentido recordó que durante sus dos períodos de rectorado hubo un esfuerzo enorme de transformación de la Udelar, lo que Arocena denominó «Segunda reforma universitaria». Destacó el valor de la conferencia por su temática y porque «alimentará nuestras agendas de investigación y la de maestrandos y doctorandos». 

Curiosidad y creación

Arocena expresó que el eje de su charla se situaba en una de las normas vigentes en la legislación uruguaya sobre educación, que entre su finalidades incluye «promover la generalización de la enseñanza terciaria de calidad y conectada a lo largo de toda la vida activa con el trabajo, el ejercicio de la ciudadanía, el acceso a la cultura, la mejora en la calidad de vida colectiva y la realización personal de carácter integral». 

Agregó que «esa es una meta tan deseable como viable» en nuestro país, donde históricamente las mayorías han vinculado el concepto de democracia política y social con la educación pública. La Udelar y la ANEP son las dos grandes instituciones que han de impulsar esta meta, junto con otras, creando algo nuevo sobre los cimientos del estudio y la investigación, afirmó. 

El ex rector se refirió a las tesis desarrolladas en la Maestría en Enseñanza Universitaria y el Doctorado en Educación, y destacó «su rica variedad». Indicó que estas podrán ofrecer una base cada vez más amplia de conocimiento para trabajar por la meta de generalizar la enseñanza terciaria. Recordó a los estudiantes de posgrado que «la curiosidad y la expresividad son como el agua que riega a la investigación en todas las ciencias» y esto también ocurre en el arte; también señaló: «lo que les atraiga, lo que despierte su curiosidad, lo que sienten que expresa su creatividad, sigan ese hilo, sobre todo si les resulta conectado de alguna manera con la belleza».

Con la pandemia una nueva temática cobra fuerza en el mundo de la educación, indicó Arocena, aparecen problemas y algunas oportunidades, se activan colectivos que antes no estaban tan preocupados por la educación y nuevas colaboraciones. De lo que está pasando en el país y en el mundo es posible aprender, dijo, y ante esto recomendó a los estudiantes vincular las dos grandes herramientas que se ponen en juego en todas las ciencias: la elaboración de conceptos y la observación crítica.

Arocena agregó que la meta de generalizar la enseñanza terciaria se relaciona con dos grandes problemas actuales. Por una parte, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha observado que en el mundo avanza la educación generalizada en cuanto a capacidades elementales como la lectoescritura y la aritmética básica, pero advierte que hay divergencia en materia de capacidades avanzadas; hay desigualdad social entre los que acceden y los que no, así como desigualdad entre países y regiones, «la desigualdad es uno de los grandes problemas de nuestro tiempo», apuntó

Otra gran problemática actual es la ambiental y climática. Esta se relaciona con educación, señaló, porque hay una tensión decisiva entre la protección del ambiente y la producción que no podemos frenar, es necesario producir «en muchas cosas más y mejor», y cuestionó «¿a alguien le podríamos decir hoy que no hay que producir más vacunas o que no hay que construir más hospitales?». Esa tensión hace que la generación de bienes y servicios deba hacerse mejor, con más atención a la gente y con mucho menos uso de recursos naturales. Para producir en mejores condiciones «necesitamos gente más capacitada, que pueda hacer mejor deteriorando menos a la naturaleza», afirmó Arocena.

Igualar y transformar 

También se refirió a las consecuencias que tendrá la pandemia tomando en cuenta la relación directa que hay entre la desigualdad vinculada al conocimiento y el trabajo. Afirmó que «la pandemia y después va a acelerar la automación y la sustitución de puestos de trabajo», y es evidente que la gente que tiene menos posibilidad de actualizar su formación es la que va a pagar más el precio de la automación. Además, el conocimiento es, al decir de los economistas, «un factor con rendimientos crecientes a su uso», explicó, es decir, «las instituciones, las empresas, las personas, los países, cuanto más usan el conocimiento, más lo tienen, y lo contrario pasa con quienes menos lo usan». Es necesario «pelear contra las divisorias del aprendizaje» para evitar que el conocimiento sea un factor de desigualdad, expresó. 

Arocena destacó la relación entre la democracia y la educación, «las asambleas clásicas del Atenas donde nació la democracia eran escuelas también», señaló, y agregó que las personas con mayor formación educativa son las que tienden a tener mayor participación democrática. Respecto a las instituciones que deberían ofrecer enseñanza terciaria, expresó que es ideal que estas sean «de tipo muy variado». Recordó que la Udelar no tiene una vocación monopólica en este sentido y desde 2007 se ha declarado partidaria de la creación de un sistema de instituciones terciarias. La enseñanza terciaria debe cumplir tres tareas esenciales: la preparación especializada, la cultura general y comunicacional y la formación ética; esta última es la más difícil, afirmó.

Para el ex rector se debe tender a una enseñanza terciaria «de tipo universitario». Para tener este carácter debe ser activa, basada en preguntas, de modo que el protagonismo sea de los que aprenden, indicó. Otra de sus características es que se da en un marco de creación, esta es la base de la concepción humboldtiana de universidad y es también un tema interesante de investigación para los estudiantes de los posgrados presentes en la conferencia, planteó. Además, expresó que en el caso de la universidad latinoamericana una enseñanza de este tipo incluye a la extensión universitaria. Esta aspira a complementar la formación especializada a través del relacionamiento con actores sociales para resolver problemas colectivos y es a la vez «una apuesta a la formación ética». 

Arocena opinó que la generalización de la enseñanza terciaria «se juega ante todo antes del nivel terciario», y que se necesita transformar la enseñanza en el nivel medio para que esta no solo prepare a los estudiantes para continuar su formación, sino también para una incorporación temprana al mundo del trabajo. En relación a la formación docente señaló que es decisiva para transformar la educación y cuestionó «¿quién más que los docentes requiere educación de tipo universitario?». Por tanto el problema de la institucionalidad adecuada para formación docente es una cuestión central, afirmó, «necesitamos que los docentes estimulen la formación para la ciudadanía y sean animadores de la democracia». 

Respecto a la colaboración entre la ANEP y la Udelar, dijo tener una mirada «esperanzada, realista y tozuda» y aseguró que en esta «se juega la transformación de la educación nacional». Sobre esta cuestión quiso dar un mensaje de optimismo y citó a Max Weber, para quien la historia comprueba que «solo aspirando a lo que parece imposible es que se logra lo que en cada etapa es posible». Arocena también señaló la importancia de la educación permanente y dijo que esta debe abrir espacios de formación avanzada a personas con los más diversos antecedentes. 

Para concluir planteó la idea de vertebrar en torno a la educación terciaria una agenda colectiva de investigación y publicación y alentó a reunir «los esfuerzos y estudios de toda la gente de buena voluntad para generalizar la enseñanza terciaria». 

Acceda al video de la actividad:

Los comentarios están cerrados.